Cultura Solidaria

¿No se evitarían algunos incendios intencionados, si se endureciesen las penas?

incendioSiempre es lamentable que el fuego se lleve gratuita e inopinadamente una porción de naturaleza, y es más sensible si la naturaleza se llama parque natural de Granadella en la pintoresca Jávea , “Perla de la Costa Blanca”, y más triste y repudiable si el incendio es obra intencionada de un pirómano, a medias criminal y “pirao”.

Criminal es quien premeditadamente provoca un incendio, pues aniquila una parte de la naturaleza que todos heredamos para nuestra salud y disfrute, pero con la intrínseca condición de cuidarla, conservarla y pasarla a futuras generaciones en iguales o mejores condiciones, criminal porque además expone a quienes por profesión, por necesidad o por entrega y vocación pelean contra las traidoras llamas y el mortífero humo, siendo decenas las víctimas que cada año se cobran estos incendios, además de la indefensa fauna que queda atrapada por la mortal sorpresa, y los daños en viviendas y construcciones…

Estoy hablando del pavoroso incendio que recientemente asoló parque natural de La Granadella en Jávea y Benitatxell, donde cada año paso unas jornadas de descanso, calcinando terrenos de 16 urbanizaciones de preciosos chalets que salpican estos parajes de sierra y playa, a la que descienden por intrincados vericuetos entre enormes farallones que bajan a las verdes aguas de las playas de Torre Ambolo o a la “Isla del Descubridor”.

Pero es que, como afecta más la noticia de la marcha de una persona amiga o conocida a quien recientemente se ha saludado o visto, que indefectiblemente comentamos “parece mentira, si hace sólo unos días estuve con él, o ella”…, así me ha impactado la noticia de este salvaje incendio, más salvaje por deberse a la intencionada acción de una insensata mano, pues parece haberse iniciado con cuatro focos a la vez.

Recientemente, el pasado 29 de agosto, un amigo me había llevado a conocer y disfrutar estos paradisiacos parajes, sembrados de bonitos chalets de valencianos, madrileños, y mayoría de ingleses y alemanes.

Paco, profesor de música en la Universidad valenciana, espíritu artista, poeta y naturalista, conocedor y “disfrutador” de estos deliciosos pagos, asiduo senderista al que saludaba amistosamente cada matorral o piedra, pero al que una pertinaz dolencia en las piernas le lleva tiempo impidiendo practicar esta afición, sabedor de mi hábito de recorrer haciendo footing todos los alrededores de la alicantina Jávea (del árabe Xávea, que significa pozo o aljibe, por la cantidad de ellos que había); que he recorrido el Cabo San Antoni, Montgó, la senda Dels Molins (torres de vigilancia), Cala Blanca, La Aduana, el puerto…, y Paco ha querido ampliarme el mapa de lugares a recorrer, como Cova Tallada, Las Cumbres del Sol, La Granadella…, los bellos alrededores, en fin, de los que Sorolla decía:”Es el sitio que soñé siempre, mar y montaña, pero ¡qué agua! Gracias Paco, te haré llegar este comentario.

Parece que fue inspiración o aviso, ir a conocerlo antes de su destrucción, antes que la locura y el odio arrasasen o estropeasen estos apacibles parajes, pues no sólo los recorrimos por completo, sino que tuvimos oportunidad de subir a lo alto de la torreta de vigilancia de incendios, desde la que se domina todo este territorio, que en estas tristes jornadas está en riesgo de desaparición o deplorable degradación. Hasta Paco aprovechó esta oportunidad para contemplarlo desde esta elevada plataforma.

Precioso conjunto de monte, calas, bahías acantilados y playas, que los pirómanos, “pirómanos del paraíso”, se están cargando.
Y todavía el presidente de la Audiencia Nacional no ve positivo que se endurezcan las penas a estos pirómanos, contradiciéndose, pues afirma que lo importante es “que el incendiario y la sociedad tengan la sensación real de que el delito se persigue y el delito de condena”. ¿No se temerá más si la posible sanción es más fuerte, y por ello se evitarán más estos gratuitos y criminales delitos de atentados contra la naturaleza?

Manuel FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ

septiembre 20, 2016 Posted by | Bioética, Ecología | Deja un comentario

Ah, pero …hay baños públicos en Segovia?

segovia-ayuntamientoEl titular de la noticia en página 6 de nuestro Diario “EL ADELANTADO”, de fecha 30 de julio pasado, “El Ayuntamiento amparará la señalización de los baños públicos”, me lleva a formular la pregunta titular de este escrito, ¿hay baños públicos en Segovia?

Yo, efectivamente, he buscado con mayor detenimiento que el infrecuente de cuando la necesidad mingitoria apremia, y he comprobado que, aunque escasos y de parco servicio, salvo para los usuarios de los lugares en que están enclavados, y sin señalización alguna, haberlos, haylos. Hay W.C. público en la Plaza Mayor, en el Santuario de La Fuencisla, en el Jardín Botánico, en los Parkings, en la Oficina de Recepción de visitantes, en la Estación de Autobuses, en el cementerio municipal, aunque para subir hasta él hay que tener demasiadas ganas, y en éste doy fe de que el papel higiénico, cuando lo hay, es de lo más instructivo, pues son trozos de periódico, y, parece ser, que en los alrededores del transitorio mercado de los sábados, en la zona de la Plaza de Toros, que así ya tiene otro aliciente subir hasta allí por los tomates y los melones, descargar la vejiga antes de cargar con el apaño semanal. Supongo que en la Casa Consistorial tendrán “oficina mingitoria”, aunque no sé qué señalización tenga para que lo entiendan ediles y mandados, caso de ser de “puertas abiertas”, aunque aquí habrá que observar si algún ciudadano lo utiliza porque va que lo pierde, o sólo por decir “yo me cago en el Consistorio”.

El de la Plaza Mayor, que de siempre los segovianos hemos conocido, al no tener ninguna señalización, para el visitante lo mismo puede ser un paso subterráneo, una salida de aparcamiento, un acceso a galería comercial, una bodega, o, para los muy despistados, la entrada al metro, o incluso…”W. C.”, por lo que me parecen un tanto en desuso. En honor de la verdad, debo decir que, para escribir estas líneas, me he adentrado en la mal presentada bajada pensando que estarían abandonados, y, aunque con mal aspecto, en el interior están ejemplarmente limpios. Bueno sería que, además de adecentar su presentación, se colocasen unas sencillas plaquitas que orientasen al visitante, que tras el viaje es frecuente que llegue con la acuciante necesidad fisiológica de relajar la vejiga urinaria, o incluso de operación de mayor calado. Tal vez por esta desinformación, tras las fiestas y verbenas, hay mozos que devuelven los tanques de cerveza en caudalosas meadas por los rincones cercanos al foro urbano.

La concejala de Obras, Servicios e Infraestructuras se ha comprometido a buscar un símbolo reconocible por españoles y extranjeros, objeto, que, salvo que pretenda poner un símbolo o señal que, como los vinos, lleve, la D.O distintiva de Segovia, como el mismísimo Acueducto, o los gigantones Frutos y Fuencisla, a mí se me ocurre que serían bastante expresivas unas esquemáticas siluetas de varón y señora, que ya he visto en otras partes, que hasta podrían vestir el traje típico segoviano, con lo que servirían para promocionar el turismo, para indicar, no sólo que son mezquitas de Ben-a-mear, sino, además, que son segovianas, y también podrían ponerse dos letras que ya otros han tomado la iniciativa, y parecen dar óptimo resultado, pues son muy pocos los que viendo en estos locales las letras W.C. entran a consultar direcciones, rezar o reservar mesa para el almuerzo, que son símbolos que ya conocen hasta en las selvas de Andamán y lo tienen puesto en los corrales de Villacuyuyos de Arriba, y las saben hasta las gallinas y los gorrinos, que en ellos se alivian…

Pues eso, que en Segovia, ciudad turística, Patrimonio de la Humanidad, que tantos días podría poner en sus accesos el cartel de “completo”, sería lástima que el viajero que sale satisfecho de paisaje y paisanaje y del buen beber y yantar, llevase resentimiento por las escasas facilidades evacuatorias, por lo que recomiendo no sólo poner los aconsejables cartelitos con las susodichas iniciales, o las expresivas siluetas, sino que se amplíe la red de servicios públicos, pues quedan poco visibles, poco accesibles y como muy restringidos, los existentes, y serían bastante bien recibidos los que se colocasen en El Salón, a la entrada de El Alcázar, en la Plaza Oriental (denominada “De la Artillería”), y, por supuesto, los tan necesarios en todos los parques y jardines habitualmente pululados por peques y abueletes a su cuidado, y también utilizados para recepción de turistas nipones, conciertos, certámenes literarios y hasta para situar preguntas de gimkhanas culturales. Por cierto, ignoro la causa por la que fue derribado el ya existente en los Jardinillos de San Roque, pues si, efectivamente, estaba muy maltratado, todo es cuestión de mayor vigilancia. Hay servicios públicos en localidades de menor entidad que Segovia, que supongo subsistirán por lo que cobre el/la vigilante encargado/a de limpieza, reponer papel higiénico, observar averías…, o mediante la moneda de apertura y cierre electrónico. Desde luego serían bastante más solicitados que el servicio de alquiler de bicicletas o la línea 9 del autobusito enclenque, nuevamente en período de reposo, y parece ser que de larga duración, o los selectos despachos del CAT.

Quiero concluir tomando en serio al Ayuntamiento, por lo que pido que se instalen nuevos baños públicos y que todos ellos estén señalizados con los símbolos tan generalizados e inteligibles, con la sana intención de que sean utilizados, pues son servicio público para el que pagamos impuestos, tasas, ibis, “tasazos”, derechos, permisos y multas.

Manuel FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ

septiembre 19, 2016 Posted by | Sociedad | Deja un comentario

El Cenean promociona paseos por los “paisajes de guerra” por la sierra de Valsaín

ceneam-excursion-soldados-del-bosqueCon el título de “Soldados en el bosque”, entre otras decenas de marchas y excursiones didácticas, por el Pinar de Valsaín, el CENEAM, para el día 9 de octubre tiene programado un paseo de dificultad media y una duración de unas 4 horas, dirigido en esta ocasión por Jacinto M. Arévalo Molina, autor de diversas publicaciones sobre el tema de la Guerra Civil, como “Senderos de Guerra”, libro que en 300 páginas nos brinda 20 rutas por nuestra sierra, “El Batallón Alpino”, andanzas y vida de estos hábiles esquiadores y montañeros por la sierra durante la Guerra Civil, “Rutas por el frente sur de Madrid”, o “Los trenes blindados españoles”…

Con el titular de “Hacenderas entre trincheras” este Diario “El ADELANTADO”, en su página 14, de fecha 30 del mes de julio pasado, nos informa del grupo de voluntarios, adultos y niños, que en un programa del CENEAM colaboran en la conservación y mantenimiento de la senda denominada “Paisajes de Guerra” de Valsaín.

Tantas veces he recorrido estos lugares de Peña Citores, El Reventón, Cabeza Grande, Matabueyes, Cabezagatos, Cruz de la Gallega, o el Cerro del Puerco, o los riscos que llevan de el Alto del León hasta el Puerto de Navafría que tanto recorrieron los soldados deportistas del citado Batallón Alpino, que me parece estar leyendo las tristes páginas de la Historia real de aquellos larguísimos cuatro días en que la “Batalla de La Granja” se libró con 2.600 bajas, viviendo la primavera del 37 por las trincheras, parapetos, casamatas, fortines y vivaques, de los que aún quedan curiosas frases pintadas por las paredes, lugares y hechos que el corresponsal de la Guerra Civil Española, Nobel de Literatura, Ernest Hemingway, plasmó en su obra, novela y película “¿Por quién doblan las campanas?”.

Todavía por estas sendas y vericuetos de guerra se encuentran objetos como vainas, balas, metralla y hasta una lata de sardinas de las de apertura con llave de enroscar, con la bandera tricolor republicana…

También podemos leer simpáticas frases o firmas que, a pesar del riesgo y las incomodidades, tuvieron humor para dejarnos en las paredes y muros de parapetos y refugios, como “Martín”, “Julián Barahona”, “Viva España”, “Juan Medina”, “1937, viva España”, “Wali” (supongo que nombre de algún combatiente marroquí), “Viejos yngenieros Vega y Montaña”, “El cabo Pepe”, o la más extensa de “isieron este parapeto 1ª compañía de Sevilla. 7 -8 1937”.

Aplaudo la actividad del CENEAM, pues al tiempo que promociona la actividad física y el respeto a nuestros paisajes y naturaleza, se muestra sin atávicos rencores una página de nuestra Historia, triste pero pasada y real, para no repetir, pero tampoco revivir creando odios inútiles, y por supuesto, reavivando tradicionales y bonitas costumbres como esa “hacendera” que en tantos de nuestros pueblos todavía se conserva, en la que todos los hombres (ahora también mujeres) útiles del pueblo, en determinadas fechas, se reúnen para realizar un trabajo colectivo que redunda en beneficio de todo el pueblo, como, frecuentemente, la limpieza de caceras, remozado de edificios públicos (ayuntamiento, ermita, parroquia, escuelas, parques, fuentes…), bacheado de carreteras o acerado de plazas y calles; en este caso limpieza de accesos a lugares históricos de nuestra sierra. En las tradicionales hacenderas se terminaba con una comida comunitaria servida por el Ayuntamiento, que solía consistir en sendos platos de escabeche, normalmente bendecidos con la salve pastoril, que decía: “Dispués de haber comido/ las gracias a Dios se den; bendito y glorificado/ sea por siempre, y amén.”

Me invitaron a participar en una hacendera que consistía en el desbrozado y limpieza de una conocida cacera, guiado por un muy preparado biólogo que había sido alumno mío, y en vez de cansado me sentí satisfecho por la labor realizada y por la simpática tradición vivida.

Manuel FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ

septiembre 19, 2016 Posted by | Sociedad | Deja un comentario

Los provocadores han echado su órdago a grandes

Titeres CarmenaPues hombre, a estas alturas, con la que anda cayendo, y con lo que mis ojos ven y mis oídos oyen, no voy a ser yo quien me erija en valedor de nuestra justicia, que ya sólo creo en la divina, y ese concepto abstracto de la tal virtud cardinal, esa señora que con los ojos vendados para no dejarse influir al actuar, pesa con precisión en su balanza méritos y deméritos, y avisa espada en mano que “dura lex, sed lex”.

Estamos existiendo, asistiendo y viviendo un tiempo en que en aras de una falsa libertad de expresión se da carta blanca para los mayores desmanes, se permite hacer guasa de los más íntimos y sagrados sentimientos como los de religión y patria, se aniquila a cientos de millares de nonatos en aras de la libertad de la mujer de hacer de su cuerpo lo que le venga en gana, se saltan a la torera leyes y normas de la Constitución, se enaltece el más cruel terrorismo, y, por si ello fuera poco, se hace chanza con el sufrimiento de sus víctimas, se amenaza, o mejor se anda ya poniendo sus bases, con romper la unidad de España, y se avisa de que se hará cumplir la ley, pero se sigue preparando la escisión, se silba al Himno, se abuchea a la bandera y se desprecia a los Reyes, se prohíbe nuestra lengua en nuestro país, se juega con los votos secretos y sagrados de los ciudadanos, saltan cada día noticias de nuevos robos de guante blanco, aunque muy sucio, y se salda con largos procesos que algunos prescriben, otros con breve y cómoda estancia en cárcel, de la que se sale rico y sin devolución de lo delictivamente adquirido, se asaltan capillas al grito de “arderéis como en el 36, “aunque sin mala intención” porque se pasaba por allí, se interrumpen sesiones del Congreso de los Diputados..

La penúltima “hazaña” de entre las peculiares actuaciones de la alcaldesa de la capital del reino, fue el bochornoso espectáculo de amoralidad, violencia y enaltecimiento del más duro terrorismo, que ofreció como regalo de Reyes a los niños madrileños, espectáculo y agresión a los más elementales sentimientos y a la más clara razón, que algunos partidos políticos legalizados andan defendiendo, aunque el caso está en manos de ésta, cuando menos, perezosa justicia.

Yo no soy jugador de mus, pero en esporádicas partidas, he visto que una jugada de farol, de engaño, de provocación, es el órdago, y ahora, no en partida de mus, sino en la vida real, una pareja de los de la ceja, Alberto San Juan y Gloria Muñoz, no sólo defienden la burda actuación de los famosos titiriteros de la susodicha obra, sino que interactúan con los muñecos en una reedición del “modélico” show infantil, lanzan el órdago, palabra que en vasco “hor dago”, significa “ahí está”, y viene a ser como el más chulesco reto a la justicia, la razón, la paz y el orden, pues bravuconamente dicen: “El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno está de guardia, o sea, a ver si nos lleva a todos por delante, o no”, al tiempo que, tal vez por convencidos de que no se los llevará, dicen “la obra no es apta para todos los públicos, es más diría, que es antipedagógica, donde sus personajes cometen actos atroces y violentos, incluso de mal gusto, dicen algunos, así que quedan ustedes avisados”.

Pues si después de esta provocación no pasan una temporadita primaveral en chirona, en aras de la libertad de expresión, es decir que aquí vale todo, yo me acuerdo de sus progenitores y no precisamente para echarles flores ni cantar sus loores y virtudes, que más les valía haber ejercido el onanismo (y manifiesto que no estoy de acuerdo con Onán el Bárbaro, rey de Pajonia); todo sea por la libertad de expresión…
El órdago lo tienen echado, ahora ver las cartas y seguir, o no, creyendo en nuestra justicia.

Es posible que estos dos provocadores y su séquito de bravucones que fiados de la excesiva templanza de la justicia, la tienten, y, si ejerce el lema de “dura lex, sed lex”, se les escurra la chulería pata abajo, y empiecen a alegar que era sin intención, que fue un error, que lamentan el daño producido, que no querían…, o viendo esa demasiada templanza, hasta se rían de los ciudadanos que lamentamos tanta bazofia y de quienes no la cortan de raíz, que hasta chistes han hecho con las víctimas del terrorismo.

Manuel Fernández Fernández

mayo 1, 2016 Posted by | Política, Sociedad | Deja un comentario

Eufemismos, cacofonismos e insultos

bebe-sindrome-downPide el PSOE que se retiren del DRAE las acepciones peyorativas u ofensivas sobre el “Síndrome de Down”, petición con la que estoy totalmente de acuerdo, aunque creo interesante hacer algunas aclaraciones.

Creo que más que la dureza de un vocablo, en la terminología un tanto científica o perteneciente al argot de la medicina y la pedagogía, está la intencionalidad con que estos términos se emplean, su mayor o peor sentido.

Como anécdota más o menos humorística, que nos habla del sentido eufemístico, o cacofónico, o de intención de agravio, recuerdo que un ex alcalde segoviano, socialista él, dedicó a un ex compañero de corporación una ristra de palabros malsonantes como “chorizo”, “sinvergüenza”, “idiota”, por supuesto con indiscutible intención lesiva, y ante la denuncia en los juzgados, uno de sus muchos pasos por los tribunales de justicia, y no sólo por su profesión de jurista, sino como hábito consistorial, que no sé si pagó como alcalde, con dinero del común, o como ciudadano que se excedió en su expresión verbal, alegó que no eran insultos, que eran definición…

Bueno, pues la realidad es que, como en la vida que todo se ve según el color del cristal con que se mira, muchos términos lingüísticos son despectivos e hirientes, o por el contrario entrañablemente apreciativos, según la intención y el tono empleados, sirvan de irrefutable ejemplo las palabras “sinvergüenza”, “bribón” o “granuja”, que aplicadas a algún político, agregándola a la citada ristra del alcalde segoviano, indica la carga de desprecio del hablante, se torna mimo, cariño y caricia en boca de la mamá que estruja en su regazo al bebé, “más guapo, más simpático, más trasto”, éste último también con sentido apreciativo, tan apreciativos como si se dirige al bebé con los manidos “tesoro, amor, cariño”…

Recibe el nombre de síndrome de Down la alteración del cromosoma 21, o trisomía del par 21, por el Doctor Langdon Down que descubrió esta alteración genética que origina retraso mental y determinadas anomalías físicas, que por conllevar algunos rasgos parecidos a los nativos de Mongolia, hubo un tiempo que se les decía mongoles o mongólicos; ya en 1961 se va cambiando, hasta que, por queja del gobierno de Mongolia, en 1965 se retiran definitivamente estos términos. Por supuesto que en ambos casos son, eran, términos usados en medicina y pedagogía sin ninguna intención peyorativa.

Con mayor o menor acierto se han citado como anormales, subnormales, retrasados, o diferentes, todos alusivos al coeficiente intelectual, por debajo de la media, y aunque en los ámbitos profesionales no se tenga intencionalidad peyorativa, sí es cierto que alguno suena más brusco o duro, y porque de algún modo hay de considerarlos, me quedaría con el término “diferentes”, que no implica sino eso, que tienen una disminución intelectual, que suplen y superan con su gran afectuosidad y su necesidad de recibir y dar cariño, aunque alguno, por su tesón ha logrado titulación universitaria.

Los traté mucho en mi profesión docente realizando la especialidad de Pedagogía Terapéutica, en la que hube de realizar prácticas en diversos centros de Educación Especial en Madrid, Huarte de San Juan de disminuidos intelectuales, organización nacional de ciegos, ONCE, Colegio de Sordomudos, y… tienen un ángel, que les hace acreedores a toda atención y afecto, lo más antagónico a dar tal denominación con intención de insulto.

Lo que ocurre es que la realidad de esa diferencia en el cociente intelectual no se supera con nombrarla de una u otra forma, pues hay que definirla con la mayor justeza, pero esos eufemismos, que con tan loable intención pueden emplearse, no añaden un ápice a ese cociente, en unos más leve y en otros más profundo; que el cáncer se llame así, o se lo camufle con los eufemísticos de tumores más o menos malignos, no deja de ser traidora dolencia; que al suspenso se le diga insuficiente, que no progresa satisfactoriamente, que no logra los objetivos…, no lo sube un solo punto; ocurre lo que en la práctica hacemos con términos que nos parecen de mayor o menor sensibilidad social, como el ir a aliviarse de necesidades orgánicas en un lugar al que se define con tantos términos, alguno hasta jocoso, y unos nos parecen más adecuados, otros tienden a caer en desuso, pero con ninguno se deja de ir a ese lugar, aunque imprescindible, desagradable, que con un simple gesto o disculpa, todos sabemos a dónde y a qué va.

Por eso, no hay que romperse los sesos para buscar sinónimos más eufónicos, aunque siempre son de agradecer, y desde luego tampoco soy partidario de edulcorar estas “diferencias” con términos que me parecen empalagosos, ficticios y hasta cursis. Definitivamente, me quedo con “diferentes” aunque todos lo seamos, pues no hay dos iguales.

Lo que es imperdonable es que se trate de agredir verbalmente, insultar, con términos de una deficiencia o diferencia de la que no son culpables, que para eso existen los que nuestro segoviano ex alcalde llamó “definiciones”, y para aliviar nuestra capacidad de enfado podemos hacerlo con muchos de nuestros políticos, de limitado intelecto alguno, pero sobre todo de muy pobre ética, de la que sí son culpables.

La etnia gitana también, y lo entiendo, ha solicitado que se retire del DRAE, del término gitano, la afección de persona de poca formalidad, de escasa fiabilidad en su palabra, y yo pienso que lo que es más eficaz y definitivo, no es que se retire esa afección, sino que la sociedad vaya viendo que no es así, que ya es un mito, perteneciente a. un más o menos lejano pasado, hoy se va sustituyendo gitano por político; y así pasa con otros muchos colectivos, por datos estadísticos y nuestro afán de generalizar. Lo infrecuente de su acción, dará como fruto maduro su desuso y entonces caerá de las páginas del DRAE, aunque siempre habrá algún desalmado que indulte con esta involuntaria diferencia.

La educación y la sensibilidad son suficientes para aludir a cada cual en cada caso.
Tampoco va a ser cosa de ponerse “estupendos” y trascendentes, en una sociedad, la española, en que la blasfemia, la grave ofensa a los creyentes, es moneda habitual de cambio, que ya se entiende sin mala intención, como un latiguillo verbal, y se hace notar cuando se blasfema con rencor, conocimiento e intención de ofender.

Manuel Fernández Fernández

mayo 1, 2016 Posted by | Sociedad, Solidaridad | Deja un comentario

No sirve un “lo siento” si se persevera en el error

reyes magos -CarmenaLo de Dª. Manuela Carmena anda próximo a la celda carcelaria o la clínica psiquiátrica, que ella misma, además de reconocer errores, aunque sin el “dolor de corazón y propósito de enmienda” requeridos para la absolución penitencial, manifiesta que “Yo soy feliz con mi imaginación, pero estoy algo temerosa de decir todo lo que se me ocurre”, y “He llegado al ayuntamiento para hacer cosas nuevas”, vamos que con ella no va lo de los experimentos con gaseosa…Así, pues, no es de extrañar que en Google haya, para bien o para mal, 30.000 referencias sobre la señora Carmena.

Con ella de regidora los “gatos” pueden ejercitar la bienaventuranza de “sufrir con paciencia las flaquezas del prójimo”, tan al hilo del Año de la Misericordia promovido por el Papa Francisco, lo que ocurre es que cuando se trata de la capital del reino, y los errores, por fatal administración, o intencionada o incontrolada animadversión, son tan continuados, hay que agradecerle sus gracietas y mandarla, una temporadita, al “rincón de pensar”, como se manda a los parvulitos que hacen trastadas, y llevarla a que pase la ITV de cerebro tan fecundo y creativo.

Es difícil hacer una lista de novedades en la Villa y Corte, desde que está regida por doña Manuela, pero a bote pronto me vienen a la cita la propuesta de que las mamases de los escolares hagan la limpieza del cole de sus retoños, los peques recojan las colillas de las aceras, y para rematar el ciclo de limpieza, los universitarios dejen como los chorros del oro las vías públicas; que en la cabalgata de Reyes, en vez de los históricos, tradicionales y esperados por la grey infantil, Melchor, Gaspar y Baltasar, impartiesen sonrisas unas simpáticas señoras haciendo de Melchora, Gaspara y Baltasara, eso sí sin sus dromedarios, porque también doña Manuela ha prohibido toda suerte de exhibición de animales, que en estos desfiles “sufren” hasta el paroxismo, por lo que los niños “gatos” se quedaron con las ganas de ver el simpático paso de patos y gansos, o de sacar agua para los camellos reales; marcharse de vacaciones al día siguiente de su nombramiento como presidenta del consistorio de la capital del reino; retirar placas de frailes fusilados, víctimas en vez de ejecutores, en un cementerio privado de la Iglesia; en su equipo municipal concejales que hicieron comentarios tan inocentes y jocosos como “¿Cómo meterías a cinco millones de judíos en un 600? En el cenicero”, “Rajoy promete resucitar la economía y a Marta del Castillo”, “Han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcaser para que no vaya Irene Villa a por repuestos”, ”Yo no puedo asegurar que por torturar y matar a Gallardón se vaya a cambiar toda esta historia, pero por probarlo no se pierde nada”, o “Compañeros, creo que ha llegado la hora de empalar a Toni cantó”, suprimir nombres de calles como Concha Espina, Manolete o Santiago Bernabeu…

La que supongo penúltima entrega de esta comedieta política ha sido ofrecer a los parvulitos madrileños una sesión de marionetas más movidas por la sinrazón y el odio que por los hilos del titiritero, en cuya historia se apuñala a un policía, se viola a una monjita, se pide un aborto, se ahorca a un juez, y se exhibe una pancarta con el eslogan: “gora alka Eta”, que, como el agudo lector habrá interpretado, no se trataba de una jaculatoria, un poema de Gloria Fuertes o una cancioncilla de los payasos de la tele…, bueno, pues la señora Carmena ha dado palmas hasta con las orejas, cuando el juez ha dejado en libertad vigilada a estos “creativos” artistas de la marioneta…No sirve un “lo siento”, sin enmienda.

Los segovianos ya tuvimos la experiencia de un alcalde, cuya concejalía de juventud o cultura premiaron y editaron un C.D. con los más graves insultos y amenazas al rey de todos los españoles, al obligarle a retirarlos, en vez de pedir disculpas por el error, bien al patrocinar tal aberración, o por premiarlo desconociendo su provocadora letra, sacó pecho porque le felicitaron por su pronta retirada.
Por lo del Año de la Misericordia, lo mejor será decir “dejadlos, porque no saben lo que hacen”.

Manuel Fernández Fernández

mayo 1, 2016 Posted by | Política, Sociedad | Deja un comentario

Renovadas casas cuartel de la gurdia civil

cuartel gurdia civilEn alguna parte y hace algún tiempo he leído que alguien o alguna entidad, creo que una asociación de la misma Guardia Civil, quiere retirar ese bonito y expresivo “Todo por la Patria” que franquea sus entradas, entendiendo que es herencia franquista, cuando fue idea del general Germán Gil Yuste en 1973, sólo dos años antes del fallecimiento del Caudillo…Será más oportuno realizar otras obras, que retirar el tradicional y significativo lema.

No creo que a nadie ofenda, ni nadie pueda achacar otro matiz o contenido que la expresión en breve y bonito lema, de la esencia del Instituto que en ellos trabaja, vive y se esfuerza dando todo, incluso sus vidas, por la Patria, concepto mucho más amplio y comprensivo, que el que la “progresista” asociación de antiguos guardias malacitano propone para las puertas de las Casas Cuartel “Todo por la democracia”, sin tener en cuenta que la patria querida y defendida por la Guardia Civil es un país, en democracia, sí, pero también en paz, libertad, igualdad, orden y progreso, una patria de todos y para todos, por el que la benemérita se entrega, trabaja y vive.

No me atrevo a creer que las casas cuartel de nueva construcción estén ya rindiéndose a tan banal e infundada petición.

Es el caso que sabiendo que estos hombres y mujeres, con el lema que se les obligue, o el que la dirección elija, siempre estarán dispuestos a darlo todo, incluso sus vidas, por la Patria, por la paz, seguridad y bienestar de los españoles: “…Vigor, firmeza y constancia…, amor, lealtad y arrogancia”, que como canta su Himno: “Por ti cultiva la tierra, la patria goza de calma…”

Para que sea real este lema el Instituto está estructurado en diversas secciones que comprenden todas y cada faceta de la vida ciudadana, tráfico (ATGC), rescate e intervención en montaña (GRRIM), servicio de protección de la, naturaleza (SEPRONA), mujer y menores (EMUME), policía judicial…Secciones que con los correspondientes material, uniformidad y distintivos, más movidos por otras instituciones por didáctica y conocimiento, que por exhibicionismo de la institución, hemos visto en alguna ocasión, como la completa exposición que hace dos años , con motivo del 170 aniversario de su Historia se abrió al público en el Palacio Provincial, en la que tantas veces ha hecho y hace de sala de exposiciones, certámenes, presentaciones culturales, belén popular, el patio de columnas.

Vienen estas líneas al caso por la noticia que este mismo Diario de 6 de febrero da sobre arreglos que Diputación y Ministerio del Interior van a realizar en casas cuartel de la provincia, concretamente en Cuéllar, Villacastín, Coca, San Rafael, Navalmanzano y Prádena.

Medida que hemos de aplaudir, pues hasta hace poco las casas cuartel eran enormes caserones destartalados, ajenos al mínimo confort y hasta a la exigible seguridad. Incluso, a veces se ponían como ejemplo de viviendas desangeladas y cutres, pues se decía como negativo, “parece una casa cuartel”.

Por hijo de maestro he “disfrutado” de las viviendas conocidas como “Casas de los Maestros”, con similares servicios y comodidades, no obstante ser de las más acondicionadas del pueblo. Y no olvidemos que no todos los acuartelamientos están en grandes ciudades, y que todavía se siguen habilitando, con esporádicas y puntuales obras, los edificios construidos en un ya lejano antaño, y en épocas de no muy gordas vacas, más bien tendiendo a famélicas.

Ellos, los componentes de la Benemérita, cuerpo o Instituto que por algo es así reconocido están es su derecho y justa aspiración de plantear estos arreglos, y los ciudadanos todos, en el deber de reconocerlos y avalarlos, pues ponga o no el lema, bien sabemos que trabajan, se esfuerzan y se exponen “todo por España” y los españoles.

Hemos de aplaudir la medida de estos arreglos, por bien nacidos, agradecidos, pero incluso egoístamente, pensando que tan meritoria tarea redunda en nuestra tranquilidad, que con este lema y mismo sentido escribí uno de los artículos con que obtuve el Primer Premio Nacional de Periodismo Radiofónico “Día de las FF. AA.”, “En vuestro sacrificio descansa nuestra tranquilidad”.

Unas casas cuartel dignas y modernizadas darán prestigio a la ciudad que las alberga, comodidad a quienes las habitan y eficacia a los que en ellas laboran por el bien de todos los españoles.

Aplauso para Diputación y Ministerio de Interior, y enhorabuena para el Instituto de la Benemérita que aunque silenciosamente lo hayan sufrido, es hora de que la sociedad les devuelva algo del bienestar que con su abnegado trabajo en puestos de mayor responsabilidad, incomodidad y riesgo nos garantizan.

mayo 1, 2016 Posted by | Sociedad | Deja un comentario

Carnaval político o politizado

A1-49889753.jpgAunque nos vamos acostumbrado al parecido de ambos términos, política y carnaval, por lo de los disfraces, alianzas, coaliciones, transfuguismo y cambios de chaqueta, o más bien de mangas de camisa arregazada, sketch con bebé, o toma del hemiciclo por desaforadas mozas pechos al aire, nunca creímos que la cosa política iba a caer tan en picado, pues la hemos tenido por más seria, pero al fin ya lo dijo Calderón, en boca de Segismundo: que la vida es un frenesí, una ilusión, una ficción, “que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son…”

Sin embargo nos apuntamos al otro carnaval menos trascendente y más distendido, el de la incruenta pelea de D. Carnal y Dñª. Cuaresma, en el que disfrazamos más nuestros cuerpos que nuestras ideas, y sin otra finalidad que la evasión y el divertimento.

En el carnaval de los disfraces solemos tomar la apariencia de lo que más nos diferencia de nuestra personalidad, aunque a veces nos dejamos llevar por recónditos apetitos, como el cambio de sexo del que tanto llevamos todos oculto y latente, y alguno demasiado expreso.

Este año en el carnaval segoviano recibe el bautismo, civil por supuesto, y la confirmación, también civil por supuesto, como comparsa oficial “La Morada”, que aunque pudiera significar hogar, más parece indicar el color político de sus socios y simpatizantes, el naciente partido de “Podemos”.

Podemos pensar que esta nueva comparsa se apuntase a la juerga carnavalera con el sólo ánimo de compartir el colorista y jocoso espacio de la fiesta de la transgresión y el humor, pero de las manifestaciones de su portavoz, Susana Ainziburu, podría pensarse que aprovechan que el Eresma pasa próximo al Acueducto para publicitarse como grupo político, pues dice: “Es un momento estupendo para salir a la calle con cierta crítica política en un ambiente distendido”, y también ha dicho:”Hay que tener en cuenta, además que no nos presentamos a las pasadas elecciones municipales y es una manera , otra más, de participar en la vida de Segovia”… El contenido de las letrillas de “La Morada” no lo han desvelado, prefieren la sorpresa. Pues como con la condescendencia de la fiesta se abre la mano, se distiende la censura y el personal está más proclive a la sonrisa…Seremos todo orejas.

Pues nada, esta manifestación popular que cuesta al Ayuntamiento, el que nos dicen que somos todos, y para pagar desde luego, 35.000 euros, hay que aprovecharlo, cada cual como crea más oportuno y eficaz, alguno haciendo la campaña que en su día no pudieron hacer, con letrillas, eslóganes y panfletos.

Pues como la experiencia caiga bien entre los demás partidos políticos, y prolifere el “invento”, y se abra la veda, nuestro carnaval va a parecer la campaña electoral, y en vez de comparsas disfrazadas, van a desfilar políticos impartiendo sonrisas y abrazos y lanzando bolis y mecheros.

Manuel Fernández Fernández

mayo 1, 2016 Posted by | Sociedad | Deja un comentario

Respeto a los animales y aborto (humano) libre

bebe en el vientreUna serie de noticias, escritos y declaraciones sobre atención a animales, muestran los sentimientos e intenciones de nuestros políticos, o lo que quieren decir o aparentar, que ya sabemos que tantas veces la política es la forma de decir lo contario de lo que se siente.

Por una parte la carta que Ewa Marta Ziecik dirige a la directora de este Diario “Sobre la protectora de animales del Ayuntamiento” muestra la escasa seriedad con que el consistorio lleva la atención a los animales abandonados , pues al intentar entregar en la perrera municipal , que como bien dice la remitente, “pagamos todos” no le hicieron el mínimo caso, antes bien, le contestaron que los perros abandonados los recogen ellos , el Ayuntamiento, lo que veo bien, siempre que los laceros municipales atiendan eficazmente la llamada o aviso de animalitos sueltos, asustados, despistados, y con todo tipo de riesgos para ellos y para los ciudadanos, pero si alguien se acerca a la perrera a entregar un animalito encontrado y no acogido, lo normal es no poner pegas y agradecer el gesto ciudadano.

Por otra parte, en el mismo ejemplar de este Diario (de fecha 25 de enero) el titular “ I.U. pide que se prohíban en Segovia los espectáculos de circo con animales”, con el subtítulo de “El grupo municipal presentará una moción en el próximo pleno para apoyar la defensa de las atracciones circenses sin maltrato animal impulsada por “Ecologistas en acción” , lo que demuestra que, al menos teóricamente, en el Consistorio hay alguna sensibilidad hacia los seres vivos, en este caso animales.

Yo, que soy tremendamente “animalófilo”, condición que en estas mismas páginas reiteradamente he manifestado, y muy especialmente perrero, que hasta tengo un simpática colección de figuras caninas de todas las razas y, tamaños, y, por supuesto la compañía y cariño de mi pequeña chiguagua de pelo largo “Franchi”, aplaudo hasta con las orejas al atención a los animales, aunque opino que los animales en el circo no suelen ser maltratados, antes bien entrenan su número, como lo hacen malabaristas, trapecistas o magos, pero están bien atendidos, y como parte positiva se dan a conocer, admirar y querer y enamoran a la infancia, mientras su desaparición, que habría de llevar emparejada la desaparición de todo espectáculo taurino (alguno muy discutible, por supuesto), pesca y caza, mascotas familiares, acuarios y delfinarios, parques zoológicos, y toda actividad relacionada con los animales, a los que se los puede tener en compañía o exposición siempre que haya unas leyes de respeto y buen trato.

Sin embargo, me extraña que I.U y PSOE, muestren tal atención y ternura por el mundo animal, pues ambas siglas son manifiesta y públicamente abortistas, de los que opinan y defienden a capa y espada, con masivas manifestaciones callejeras que “la mujer puede hacer con su cuerpo lo que quiera”, sin tener en cuenta al ser vivo “humano” que despedazan en el vientre materno, tantas veces voluntaria y conscientemente “encargado” y concebido, a ese niño que se retuerce de dolor físico, y tal vez psíquico al sentir el rechazo materno, ante la pinza, tenaza o veneno que le destruye.

Y causa más extrañeza en un Ayuntamiento segoviano, “Ciudad amiga de la Infancia”, regida por el PSOE y por una alcaldesa que el día en que Rajoy y sus muchachos se bajaron los pantalones y dejaron de amparar el derecho a nacer, el “Sí a la vida”, pues la señora Luquero dijo solemnemente que “este día debería ser declarado fiesta nacional”.

Algunos dan más importancia (que yo también deseo la vida y el bienestar animal, por supuesto) a cuidar a un animal callejero que a defender la vida de un niño en el útero materno.

¿Ciudad amiga de la infancia?

Manuel Fernández Fernández

mayo 1, 2016 Posted by | Política, Solidaridad | Deja un comentario

El día del Niño en Cuéllar

castillo CuéllarHablar de Cuéllar es excavar en la prehistoria vaccea, recorrer la romana Colenda, pasear la corte con los Fueros Reales concedidos por Alfonso el sabio, entrar en casamientos y discordias reales, o disfrutar del señorío dado por el monarca Enrique IV a Bertrán de la Cueva…, y, cómo no, correr “los encierros más antiguos de España”, ya documentados allá por el 1546, llevados a Pamplona por jornaleros del Duque de Alburquerque, cuyo castillo a la entrada de la villa, es santo y seña del “Conjunto Histórico Artístico”, y escenario redivivo de su densa Historia.

Cuéllar es arte románico mudéjar, un museo al aire libre, con su conjunto de iglesias de S. Andrés, S. Esteban, S. Sebastián, Santiago, La Trinidad, Santa Marina, El Salvador, Santa María de la Cuesta…, aunque también posee templos de otros estilos, como los conventos de la Purísima, Santa Ana, Santa Clara o San Francisco, hoy nobles ruinas, de la que se trajo a la Catedral de Segovia un precioso púlpito en mármol policromado…; Cuéllar es Historia, tradición, folclore, cultura, deporte, industria, progreso…, pero en lo tocante a sentimiento religioso de los cuellaranos por encima de todo está su “Niño de la Bola”.

Acaban de pasar los apacibles días navideños, llenos de tradiciones como las rondas con zambombas, botellas y almireces, villancicos o cánticos del pueblo, simpáticos belenes, algunos singulares obras de arte, cabalgatas de Reyes Magos, repartiendo juguetes a los niños que se portaron bien, y carbón a los vagos y rebeldes, aguinaldos y navidales, despedida de año con las doce uvas, reiterativas felicitaciones de Pascuas y deseos de próspero año nuevo…, pero en Cuéllar ha vuelto a salir, como cada día de Año Nuevo, “Día del Niño”, onomástica mía, por Enmamniel, y Epifanía o Día de Reyes, la procesión con el Niño de la Bola.

Desde la iglesia de San Miguel hasta la de San Esteban, distancia de quinientos metros que recorren durante dos largas horas, procesiona la imagen del Niño, parecido al tan querido Niño Jesús de Praga, imagen barroca que sostiene en su mano izquierda la bola terráquea coronada por la cruz.

Traída a Cuéllar por un vendedor de ajos madrileño que la encontró en un desván, movió a la creación de su cofradía, ya documentada por el año 1679.
La cofradía fue en principio selectiva y elitista, habiendo de ser hijosdalgo sus cofrades, aunque ya en 1800 se mezclan nobles y pueblo llano, y ya en 1855 pueden las mujeres pertenecer a la directiva.

8 danzantes bailan durante todo el recorrido entradilla, jotas y el villancico que han de bailar hacia atrás, éstos habían de ser hombres adultos, luego muchachos jóvenes, y ahora son 8 niñas. Visten casaca larga, calzón corto, en rico damasquinado del siglo XVIII, color grosella, medias rojas y sombrero de ala ancha; llevan escarapelas en las mangas y en la espalda.

Así, pues, Cuéllar conjunto histórico artístico, museo al aire libre del románico mudéjar, cuna de los encierros taurinos, villa conservadora de tradiciones, costumbres y folclore, que conserva Historia e historias en su archivo de los Alburquerque, alguna tan curiosa como “método para cazar conejos”, o la confirmación de los hijos del Duque, allá por el 1588…, siente en lo más profundo de cada cuellarano la devoción a su “Niño de la Bola”.

Pues con mi copa de champán y los restos de turrón de la recién pasada Pascua felicito a los cuellaranos y les deseo muchos años de tan bonita tradición.

mayo 1, 2016 Posted by | Uncategorized | Deja un comentario