Cultura Solidaria

¿Anticoncepción de urgencia?

errores.jpg En 2003 en España se vendieron más de 300.000 envases de la píldora postcoital, una cifra a la que se ha llegado desde que se autorizó su uso en marzo de 2001 por el Ministerio de Sanidad y Consumo y se comenzó a comercializar en mayo del mismo año. Desde esa fecha su distribución con la correspondiente receta médica se ha extendido a varias Comunidades Autónomas. El anuncio de que en Madrid o en Cataluña se pretendiera dispensar gratuitamente y, en esta última Comunidad incluso sin el consentimiento de los padres, reabrió e su momento y con contundencia el debate sobre este controvertido tema.

En todos los casos los argumentos esgrimidos para justificar estas campañas son curiosamente los mismos, independientemente de la tendencia política de los mandatarios de cada Comunidad.

En primer lugar se dice que su uso está orientado a propiciar la anticoncepcion de urgencia. No explican, sin embargo, que la píldora del día después no es un simple anticonceptivo. Estos medicamentos impiden la fusión entre el óvulo y el espermatozoide en caso de que la mujer haya ovulado, pero también hace imposible la implantación en caso de que se haya producido la fecundación. Es decir, evita que el cigoto, ya en fase de desarrollo de blastocisto, anide en el endometrio como sería lo natural, produciéndose una menstruacion artificial de efecto antimplantatorio. La revista científica Contraception asegura en su número 52 que el efecto antimplantatorio –y por tanto abortivo- resulta muy superior al anovulatorio. Si sólo en un 25 por ciento como media impide la ovulación, en el resto de las ocasiones es abortiva, es decir, en un 75 por ciento de los embarazos evitados.

Traduciendo a lenguaje coloquial: el óvulo fecundado avanza buscando el lugar que la sabia naturaleza femenina habrá preparado para su estancia durante los nueve meses de gestación. Pero la química derrumba el hotel preparado para la ocasión, aniquilando una vida humana única e irrepetible.

Por otro lado se argumenta que estas campañas van dirigidas a la educación afectiva y sexual, a la la promoción de los metodos anticonceptivos habituales (lease preservativo y píldoras) y con ello prevenir el incremento de embarazados no deseados. En este sentido conviene dejar claro que la eficacia anticonceptiva se evalúa universalmente de acuerdo al índice de Pearl, que es igual al número de embarazos que ocurren, por cualquier razón, por cada 100 mujeres por año de uso de un método anticonceptivo dado. Los preservativos tienen un índice de Pearl de un 12-16% porque se usan incorrectamente, se deslizan o se rompen.

Además la regulación natural de la sexualidad y su disfrute responsable ha sido propuesto por el Centro de Control de las Enfermedades Infecciosas de EEUU, como el primer y único medio totalmente efectivo para erradicar el SIDA y prevenir los embarazos indeseados. El método de regulación natural con el control de la temperatura basal, aplicándolo correctamente, tiene un índice de Pearl de 0,5 a 3. La Organización Mundial de la Salud (OMS) determina que el rango de seguridad más alto oscila entre 0.3 a 3. Sin ningún método anticonceptivo, el IP es de aproximadamente 60-85, es decir, que de 100 mujeres que tengan vida sexual activa, resultan embarazadas 60-85 en el lapso de un año.

Si estos datos son contundentes ¿qué motivos de fondo subyacen en ese empecinamiento de los políticos? Además de los de tipo electoralista barato, no se puede obviar el negocio que esto supone para las industrias farmaceúticas. Es llamativo que en 2003 los dos laboratorios que comercializan la píldora del día siguiente (Levonorgestrel), vendieran 317.670 unidades. Según Margarita Delgado, demógrafa del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, el número de mujeres que acudieron a este método “es una barbaridad, ya que representa casi el 3% de las que están en edad fértil”, aunque si se tiene en cuenta solo a las menores de 25 años -que son las que más utilizan este sistema el porcentaje llega al 7% ("El País," 27-09-2004). Y eso que era solo para “emergencias”.

Por otra parte, conviene destacar que la ingesta de levonorgestrel no protege contra el SIDA ni contra otras enfermedades de transmisión sexual (ETS).

En un reciente informe del Population Research Institute publicado el pasado mes de marzo se reconoce que -tal y como ha ocurrido en otros países- el uso de la PDS incrementará el número de relaciones sexuales, trivializando el sexo y aumentando los riesgos de contagio de ETS y de embarazos no deseados. Además, dicho informe sostiene que “el uso repetido de la píldora del día de después puede alterar seriamente el ciclo sexual femenino”.

              bebito.jpg

Resulta una evidencia que a mayor “información sexual” basada únicamente en el uso del preservativo y la píldora del día después, mayor cifra de embarazos no deseados y de abortos pues ambos aumentan imparablemente año a año especialmente en menores de 25 años. La clave no esta pues en la información, sino en la correcta y equilibrada formación y educación sexual.

Da la impresión de que no se busca la solución sincera a los problemas que se plantean en este terreno. Lo único que parece obsesionar a nuestros dirigentes es lo “políticamente correcto” aunque sus decisiones empeoren cada vez más las cosas.

Anuncios

febrero 26, 2006 - Posted by | Bioética

1 comentario »

  1. Lo verdaderamente importante es una adecuada educación sexual, la falta de educación no sólo hace que aumente el uso de la pastilla de emergencia, también el de embarazos no deseados y por lo tanto de alto riesgo. Se debe de orientar a los jóvenes para una vida sexual sana, y esto lleva al uso de anticonceptivos de manera regular. Como son el parche anticonceptivo, las inyecciones, las pastillas anticonceptivas, y el condón. Y no asustarnos por que las usen, al contrario que entiendan el término de responsabilidad. Y acudir con un médico de manera regular. Saludos. Atte.Dra.Alejandra

    Comentario por Dra.Alejandra | junio 21, 2010 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: