Cultura Solidaria

Células madre e hipocresía.

Experiment.jpg A veces uno se pregunta por qué programas de gran calidad, emitidos a través de la televisión, quedan relegados a horas de mucha menor audiencia. En ocasiones, parece como si existiera un deliberado interés para que no sean vistos por demasiados telespectadores y mantener su ignorancia en determinados temas “políticamente incorrectos”.

En concreto, El domingo 15 de Febrero de 2005 (un día después de que se hiciera publico el anuncio de la supuestas clonaciones de Corea), sobre las 10,30h en la primera de TVE y en el programa “interrogantes” algunos pudimos disfrutar de los magistrales comentarios sobre la experimentación con células madre embrionarias de Mª Dolores Vila-Coro, representante de la Comisión Nacional española dentro del Comité Internacional de Bioética de la UNESCO (CIB).

En los “escasos minutos” de duración del programa, Vila-Coro expuso, entre otras cosas, ideas tan claras como las siguientes:

a) La situación actual del debate arranca, en España, de la publicación de la Ley sobre reproducción asistida que intentaba ayudar a tener hijos a aquellas parejas que tenían problemas para la procreación. Dicha ley contemplaba la posibilidad de la generación de más de un embrión antes de implantarlo en la madre, pues se sabía que algunos de ellos se malograban y no salían adelante. El problema añadido surge después, pues los embriones (vivos) sobrantes se congelan. Este hecho ha ido acumulando durante años miles de embriones en espera de su descongelación posterior.

Llegados a este punto la catedrática Vila-Coro hace un reproche tajante al Ministerio de Sanidad: ¿Cuál es la razón por la que, a pesar de que la Ley lo prevé, nunca se haya cuantificado en número de embriones congelados ni tampoco se ha exigido a las clínicas privadas que aporten ese dato?

b) La única experimentación con células madre que ya ha tenido un éxito curativo es el de células madre adultas extraídas del propio individuo receptor para generar el tipo de tejido que se necesita restaurar e implantárselo posteriormente. El éxito de este método radica, entre otras muchas cosas, en la ausencia total de rechazo.

c) Detrás de la tan demandada experimentación con células madre “embrionarias” se halla un inmenso negocio y el nuevo campo de la clonación, ahora descubierto y por el que, de momento, no se quiere optar de forma abierta esconde detrás un aun mayor negocio potencial de compra y venta de tejidos u órganos.

Esta es la verdadera fuerza que mueve a los que tanto demandan “campo libre”, sin limitaciones, para que la ciencia investigue en la mejora en el “tratamiento de la enfermedad”. Por esa razón se insiste tanto en la necesidad de experimentación con embriones puesto que lo lógico y razonable sería favorecer de forma decidida y plena la investigación con células madre adultas que es la única que desde el año 2002 está teniendo un éxito total en España y no tiene inconvenientes éticos. No podemos pasar por alto que un embrión es un ser de la raza humana y que si se facilita su desarrollo conducirá al nacimiento de un niño o niña: todos hemos sido embriones en el vientre de nuestras madres.

Todo ello sin mencionar la extrema gravedad que supondría la generalización de la clonación que abriría un campo de aberraciones éticas insospechado. En este sentido basta con traer a nuestra memoria las repugnantes noticias de tráfico de órganos de niños desaparecidos en Centro América.

Lo peor de estos hechos es ese intento, a todas luces “deliberado”, de desinformar a la opinión pública preparando el terreno en una determinada dirección. Baste como ejemplo lo que pudimos ver y escuchar en 14 de Febrero de 2005 en una cadena de televisión privada de nuestro país a propósito del anuncio realizado el día anterior por el equipo de científicos coreano. Una vez explicadas las excelencias de la investigación con células madre embrionarias, se entrevistaba, como para “ilustrar la noticia”, a un enfermo que había padecido infarto de miocardio y que se había recuperado gracias a la implantación de células madre extraídas de su propio cuerpo. Se comentaba, “de pasada”, que eran células madre adultas pero, a pesar de todo, se insistía en la información que las embrionarias eran “mejores”… ¡Aunque no hayan dado un solo resultado terapéutico positivo!. Se ve clara la intencionalidad: poderoso caballero es don dinero.

En la última campaña electoral se ha oído el siguiente argumento: “hay que favorecer abiertamente la investigación con células madre”. Sería conveniente que la clase política se esforzara por dejar claro ante los ciudadanos su postura sobre el tema, y nos dijera a qué tipo de células madre se refiere, que se favorecieran claramente programas: debates etc., en los que se explicara la verdad y se dijera “abiertamente” que hoy por hoy en España la investigación que está teniendo éxito es la que se viene realizando con células madre adultas y que se dejara certificar y explicar sus resultados a los médicos que están llevando a cabo dichas investigaciones. ¡Parece que esto no interesa demasiado!.

Para terminar una última referencia a los medios de comunicación. Pocos días después del impactante anuncio coreano, se daba a conocer, con una pequeñísima repercusión mediática en España, que un equipo científico dirigido por el catedrático de Biología celular de la Universidad de Valencia José Manuel García Verdugo había detectado una nueva fuente de células madre en el cerebro susceptibles de propiciar en el futuro transplantes en pacientes de Parkinson, Alzheimer e infarto cerebral. La noticia fue recogida, sin embargo, de forma amplia en la prestigiosa revista internacional “NATURE”. El desinterés por informar de los notables avances de la investigación con células madre “adultas” en nuestro país es evidente. ¡Que cada cual saque su propias conclusiones!.

Anuncios

febrero 26, 2006 - Posted by | Bioética

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: