Cultura Solidaria

El gobierno incumple su propia justicia

delavega3Al decir esto no me refiero a la negación del derecho de los españoles de Cataluña a estudiar en su propio idioma, el español; ni al conjunto de tropelías que en la final de la Copa del Rey, de fútbol, se dieron cuando no se veía una bandera española, pero sí lucían espléndidas algunas separatistas pancartas, se abucheó al Himno Nacional y se silbó y abroncó la entrada de Sus Majestades, aparte otros engaños a la ciudadanía; ni lo digo por las escasas ayudas prometidas para paliar el drama de la crisis en el que ya ostentamos el cuarto puesto del mundo de parados, que no llegaron a los prometidos receptores…, se fueron difuminando entre Banca, empresas e instituciones…, ni aun por esos viajes de nuestro Presidente en avión oficial hacia jornadas “mitineras” de partido, me refiero al alarde que la Vicepresidenta Primera, Dª. Teresa, hace de “que ninguna mujer irá a la cárcel por incumplir lo mandado en la actual ley del aborto”, como tampoco parece haber ingresado en prisión el llamado “Dr.Muerte”, Sr Morín a quien no se ha dejado investigar la sucesión de abortos en diversas situaciones denunciadas por incumplimiento de plazos. Hacen alarde de entorpecer la actividad judicial.

Hay que advertir a la Srª. De la Vega que cuando los contrarios al aborto acudimos a la ley ya establecida, no pretendemos, ni esperamos, que ninguna mujer vaya a prisión, que no es solución, lo que queremos es que haya un temor a la sanción para evitar tan continuo exterminio de niños, tan cruel infanticidio, tan dramático legalizado “holocausto”..

Así mismo es de advertir a la señora Vicepresidenta que cuando habla del aborto lo haga con claridad y verdad, no refiriéndose al derecho de la mujer a hacer con su cuerpo lo que desee, que ahí no entramos, como cuando se inyecta silicona o se hincha artificialmente pechos, labios o cualquier otra parte, estira arrugas o elimina “lorzas”, lo que se trata en este drama legalizado es de la masiva muerte de niños que ya empezaron a vivir, si bien en sus primeros estadios, y en el útero materno, pasos que ella y todos los nacidos hubimos de dar para estar aquí y ahora.

A la persona no se la juzga tal por los días de vida, sino por su naturaleza humana adquirida ya en el momento de la fecundación. La naturaleza humana del embrión fecundado y del feto en su prodigiosa evolución natural la patentizan la ciencia y la experiencia, que no hay sino proyectar videos en que se ven los horribles sufrimientos del feto al ser aniquilado o destruido.

Cuando se habla de “Ley de Plazos” es una farsa, pues persona lo es igual con un día que a las 16 semanas en que ya se ve perfectamente la forma humana, sólo varía la reacción del niño y el eco social producido, como siendo igual crimen u homicidio la muerte voluntaria de un niño de meses que la del padre, adulto, o la del abuelo, anciano, que sólo cambia la diferente conmoción ciudadana.

Tal vez algún día, más o menos lejano, salga algún Garzón de turno, y, al modo que se está procesando a estadistas, tiranos y dictadores que un día aniquilaron masivamente a hebreos, secuestraron niños, masacraron ciudadanos, o deportaron familias, entonces “legalmente”, amparados por sus regímenes, investigue y procese a tanto legislador y estadista que tan gratuitamente permite y aun facilita tantos millones de vidas abortadas, no ya admitiendo como excepción lamentable escasos y singulares casos, sino generalizando y ampliando la “hazaña” hasta las menores, sin asentimiento paterno y hasta con la ayuda de nuevas, gratuitas y anónimas formas de deshacerse del hijo.

Aunque ya sea estremecedor que haya de dialogarse sobre hasta qué edad matar a estos niños “nonatos”, al menos sería exigible un referéndum, en el que la ciudadanía manifestase su grado de aceptación, pero por supuesto proponiéndolo como quitar la vida a la persona que con un solo día o a las 16 semanas, ya ha empezado a vivir, sentir, notar, incluso verse aceptado y querido en el útero materno, que hasta una Ministra, la de ese superfluo ministerio de “igualdad”, dixit, “ser vivo sí, pero no humano”…, no como simple cuestión de operación quirúrgica en el cuerpo femenino…

mayo 27, 2009 Posted by | Bioética, Familia, Sociedad, Solidaridad | , , | Deja un comentario

Ministra dixit: “El feto es un ser vivo, pero no es persona”

aborto-y-AidoParece que el tema del aborto comienza a despejar dudas, pues ya la Señora Ministra ha dicho que el feto es un ser vivo…Buen punto de partida para hablar de “algo” diferente al cuerpo de la mujer.  Ahora ya sólo queda  el que la responsable de sanidad, que niega ser persona, nos diga, a qué especie pertenece “eso” que la mujer ha engendrado.

Suponiendo, como se da por hecho, que la otra mitad fecundadora es un hombre, parece irrefutable que ese ser vivo sea una persona, concepto que el Diccionario de la Lengua define como “individuo de la especie humana”. Resta, pues, la pregunta del millón, la que la más simple de las becarias formularía a brote pronto: si es un ser vivo y no es persona ¿es un vegetal?, ¿es una nueva especie animal?, ¿es un híbrido de procedencia desconocida?, ¿es un personaje venido de la ufología?, ¿es un humanoide o un ser de ficción tipo Franskentein….?

Por otra parte si ya la Señora Ministra reconoce y dice que el feto es un ser vivo, está afirmando que es un individuo diferente y con vida propia, por lo que supone enorme cinismo que la cuestión se trate como “derecho de la mujer a hacer con su cuerpo lo que desee”, pues se trata de matar, aniquilar, cortar voluntaria y premeditadamente la vida de ese ser “vivo”. No es una parte, un quiste o una verruga que la mujer extirpa de su personal anatomía.

De hecho en el momento de aniquilar, trocear o deshacer al feto, especialmente si ya tiene las catorce semanas, y no digamos si llega a las 22 que en algunos casos se contempla, ese ser vivo, esa persona, sufre horriblemente y se retuerce y se intenta defender de la crueldad del médico y de su propia madre, por lo que a los visibles y atroces dolores físicos, podrían suponerse los morales del sentimiento del rechazo.

Afirma categóricamente la Vicepresidenta Primera del Gobierna, Srª. De la Vega, que ninguna mujer irá a la cárcel por abortar en ninguno de los casos, lo que supone un grave atentado contra la justicia que tiene marcados unos casos y unos supuestos legales, por lo que quien los quebranta en justicia debe pagar su delito, siendo lamentabilísimo que la segunda autoridad del ejecutivo haga estas manifestaciones…Sin embargo aquí quiero decir alto y claro que ninguno de los que defendemos al ser engendrado, tenga los días, semanas o meses que tenga, que a la persona no se la mide por la edad su naturaleza, ninguno de los antiabortistas, pensamos, queremos ni vemos en ello la solución, que la mujer sea enviada a prisión, lo que pedimos es que habiendo unas leyes, ya de por sí demasiado laxas, se cumplan para que por miedo la mujer evite el drama del aborto.

 De otra parte, según lo leído en prensa y oído en medios audiovisuales, no sólo no van a prisión las mujeres que quebrantan lo legislado, sino el Sr.. Morín, apodado “Doctor Muerte” por sus varias irregularidades, y aquí no con “su” cuerpo…, tampoco recapacita sobre su triste e indecente trayectoria en una celda carcelaria, que el Gobierno ha tratado de impedir las investigaciones sobre su lamentable ilegal actividad profesional, de en vez de dar vida y salud, aniquilar al más inocente e inerme humano.

Señoras, adolescentes, “niñas” de esta España decadente, desnortada por la pérdida de valores, antes de tomar tan grave decisión, sobre todo las jovencitas menores de edad,  no os dejéis columpiar en la lamentable legalidad de no tener que consultar a vuestros padres, poned en su conocimiento y consejo, tan grave situación, y…pensad que estáis en el mundo gracias a que vuestras madres pasaron de estos cantos de sirena, de estas propuestas meramente hedonistas y egoístas y os respetaron el primero y básico de los derechos del niño, de los derechos del hombre, el de nacer.

Ya hemos dado un paso de gigante, la señora Ministra de Sanidad,, ha reconocido y dicho que el feto es “un ser vivo”; algún día aclarará de qué especie.

 Esperemos que prontamente los abortistas vean su error y pongan freno a esa catarata de cientos de miles de niños que cada año en España, y en el mundo, son voluntariamente aniquilados. No hay epidemia, ni guerra, ni cataclismo, ni holocausto histórico comparable a las cifras de fetos destruidos.

mayo 20, 2009 Posted by | Bioética, Sociedad, Solidaridad | Deja un comentario