Cultura Solidaria

Ministra dixit: “El feto es un ser vivo, pero no es persona”

aborto-y-AidoParece que el tema del aborto comienza a despejar dudas, pues ya la Señora Ministra ha dicho que el feto es un ser vivo…Buen punto de partida para hablar de “algo” diferente al cuerpo de la mujer.  Ahora ya sólo queda  el que la responsable de sanidad, que niega ser persona, nos diga, a qué especie pertenece “eso” que la mujer ha engendrado.

Suponiendo, como se da por hecho, que la otra mitad fecundadora es un hombre, parece irrefutable que ese ser vivo sea una persona, concepto que el Diccionario de la Lengua define como “individuo de la especie humana”. Resta, pues, la pregunta del millón, la que la más simple de las becarias formularía a brote pronto: si es un ser vivo y no es persona ¿es un vegetal?, ¿es una nueva especie animal?, ¿es un híbrido de procedencia desconocida?, ¿es un personaje venido de la ufología?, ¿es un humanoide o un ser de ficción tipo Franskentein….?

Por otra parte si ya la Señora Ministra reconoce y dice que el feto es un ser vivo, está afirmando que es un individuo diferente y con vida propia, por lo que supone enorme cinismo que la cuestión se trate como “derecho de la mujer a hacer con su cuerpo lo que desee”, pues se trata de matar, aniquilar, cortar voluntaria y premeditadamente la vida de ese ser “vivo”. No es una parte, un quiste o una verruga que la mujer extirpa de su personal anatomía.

De hecho en el momento de aniquilar, trocear o deshacer al feto, especialmente si ya tiene las catorce semanas, y no digamos si llega a las 22 que en algunos casos se contempla, ese ser vivo, esa persona, sufre horriblemente y se retuerce y se intenta defender de la crueldad del médico y de su propia madre, por lo que a los visibles y atroces dolores físicos, podrían suponerse los morales del sentimiento del rechazo.

Afirma categóricamente la Vicepresidenta Primera del Gobierna, Srª. De la Vega, que ninguna mujer irá a la cárcel por abortar en ninguno de los casos, lo que supone un grave atentado contra la justicia que tiene marcados unos casos y unos supuestos legales, por lo que quien los quebranta en justicia debe pagar su delito, siendo lamentabilísimo que la segunda autoridad del ejecutivo haga estas manifestaciones…Sin embargo aquí quiero decir alto y claro que ninguno de los que defendemos al ser engendrado, tenga los días, semanas o meses que tenga, que a la persona no se la mide por la edad su naturaleza, ninguno de los antiabortistas, pensamos, queremos ni vemos en ello la solución, que la mujer sea enviada a prisión, lo que pedimos es que habiendo unas leyes, ya de por sí demasiado laxas, se cumplan para que por miedo la mujer evite el drama del aborto.

 De otra parte, según lo leído en prensa y oído en medios audiovisuales, no sólo no van a prisión las mujeres que quebrantan lo legislado, sino el Sr.. Morín, apodado “Doctor Muerte” por sus varias irregularidades, y aquí no con “su” cuerpo…, tampoco recapacita sobre su triste e indecente trayectoria en una celda carcelaria, que el Gobierno ha tratado de impedir las investigaciones sobre su lamentable ilegal actividad profesional, de en vez de dar vida y salud, aniquilar al más inocente e inerme humano.

Señoras, adolescentes, “niñas” de esta España decadente, desnortada por la pérdida de valores, antes de tomar tan grave decisión, sobre todo las jovencitas menores de edad,  no os dejéis columpiar en la lamentable legalidad de no tener que consultar a vuestros padres, poned en su conocimiento y consejo, tan grave situación, y…pensad que estáis en el mundo gracias a que vuestras madres pasaron de estos cantos de sirena, de estas propuestas meramente hedonistas y egoístas y os respetaron el primero y básico de los derechos del niño, de los derechos del hombre, el de nacer.

Ya hemos dado un paso de gigante, la señora Ministra de Sanidad,, ha reconocido y dicho que el feto es “un ser vivo”; algún día aclarará de qué especie.

 Esperemos que prontamente los abortistas vean su error y pongan freno a esa catarata de cientos de miles de niños que cada año en España, y en el mundo, son voluntariamente aniquilados. No hay epidemia, ni guerra, ni cataclismo, ni holocausto histórico comparable a las cifras de fetos destruidos.

Anuncios

mayo 20, 2009 - Posted by | Bioética, Sociedad, Solidaridad

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: