Cultura Solidaria

¡No corráis que es peor!

benedicto-xvi-y-el-rey-de-jDicen quienes con menos agrado ven lo exitoso de los viajes del Papa, que no son positivos, ni convenientes, que enconan las incomprensiones y las mal llamadas “guerras de religión”, entre los diversos credos y religiones…Tal vez, inconscientemente estén pensando en el año de la “memoria histórica”, en que se retiran placas de Caídos por Dios y por España, se esconden crucifijos de lugares públicos, se somete a la Iglesia al IVA exigido a entidades lucrativas olvidando la ingente labor social y económica que aporta a la sociedad toda, se ponen trabas a la enseñanza religiosa mientras se obliga fascistoidemente a la “educación para la ciudadanía”, o, ya en el paroxismo de lo ridículo, se intenta silenciar el verbo evangelizador y magistral del Papa  reprobándolo en la cámara del Congreso…Es el no corráis, que es peor, que decía el cojo.

Y es que este dicho es cierto…Me ocurrió siendo jovencito, una tarde dominguera por los Jardines del “Real Sitio” de La Granja de San Ildefonso: visitaba este precioso parque un grupo de alemanotes rubietes y “cuadrados”; no se nos ocurrió mejor diversión que lanzarles una carga de enormes castañas, de las que una impactó en la cabeza de una de las chicas germanas…Hacer diana y salir todo el grupo tras nosotros fue todo uno; excuso decir que en esta improvisada carrera “internacional” pudo más el pavor que la fuerza, saltándonos las tapias que cierran el parque, sin llegar a darnos alcance,…Pero en nuestro grupo había uno que tenía ostensible cojera, y mientras se veía atrapado gritaba “no corráis, que es peor”. En honor de la verdad los jóvenes teutones respetaron la minusvalía de nuestro compañero, que alegó no haber participado en la gamberrada.

Los escasamente partidarios del Santo Padre, sus viajes y sus discursos u homilías, viendo lo exitosas que son, porque son mensajes de paz, perdón, reconciliación, abrazo, al no poder detener este arrollador afecto con que es recibido, gritan “no corráis, no viajéis, no abráis la boca”, que es peor…

Como muestra irrefutable y contundente del positivo efecto que en el abrazo de las distintas religiones, credos, doctrinas y creencias, pero con un mismo y único Dios, y como esperanza de la pacificación y comprensión entre todos los pueblos, está ese cordial recibimiento que se esperaba y estaba programado, y esa despedida fuera de todo leguleyo protocolo, sorpresiva y expresiva del cariño y admiración que dejaba, están las palabras de agradecimiento del Rey de Jordania:  Gracias, Santo Padre, “por este histórico y maravilloso viaje”…

Es lógico que quien legaliza el aborto, despenaliza la eutanasia, llama “matrimonio” a la unión de dos hombres o dos señoras, manipula embriones humanos como si de un taller artesano se tratase, permiten a menores utilizar sin conseja paterna ni recomendación médica esa abortiva píldora “del día después”, o deja a las adolescentes abortar sin compañía de los padres, quien permite banderas con la extranjerizante hoz y martillo en cualquier manifestación pública, pero elimina los crucifijos de aulas, cárceles u hospitales, quien ve como la sociedad no se laiciza al ritmo pretendido, reprueba en las cámaras legislativas la opinión papal, diga no a los viajes del Papa, alegue que revuelven las cosas, irrita las relaciones y cuestiones cristiana e islamista, es natural que griten el “no corráis que es peor”.

Anuncios

junio 23, 2009 Posted by | Política, Sociedad, Solidaridad | , , | Deja un comentario

Saber ganar sin demostrar excesiva alegría

ÁlvarezSe lleva mucho, en quioscos de prensa y chuches, la venta de objetos o libros de antaño, por fascículos, que es un modo de venta a plazos, así barajas históricas, soldaditos de plomo, juguetes de antaño, los libros que de pequeños teníamos en la escuela: las Enciclopedias de Dalmau, Rodríguez o Álvarez, aquéllas que propiamente portaban el saber enciclopédico, que ahora ahorrarían a nuestros niños el martirio de llevar tanto libro que provoca dolencias de espalda, pues aunque “el saber no ocupa lugar”, sí pesa “mogollón”, y por supuesto que salíamos conociendo nuestros ríos, montes, ciudades y comunicaciones, los teoremas de tales y de Pitágoras, la regla de tres, o nuestra Lengua Española, con propiedad, no usando las barbaridades que hoy oímos, incluso de bocas de profesionales del buen habla, como el tan en boga “detrás tuya”, “te lo prometo”(en vez de te lo aseguro), “fuistes”, “ estar de pies”, dequeísmo, loísmos, laísmos, y la frecuente confusión en “deber de” (duda) y “deber” (obligación); sin acudir a blasfemias, tacos ni el pedante extranjerismo de chau, bye, okey…; los Catecismos del P. Astete, o del P. Ripalda, que en juego de preguntas y respuestas daba la regla de oro de amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo, y la norma de auténtica convivencia y “mantenible” ciudadanía: “sufrir con paciencia las adversidades y flaquezas del prójimo”; o los atlas mudos en que habíamos de situar países, capitales, océanos, penínsulas…, o el conocimiento de nuestra “Grande e General Historia” que, sin hacernos chauvinistas, ni nacionalistas, ni engreídos, nos llevaba a sentir la responsabilidad de españoles, castellanos, segovianos…, que tantos eran los personajes, hechos y acontecimientos con España por motivo.

Uno de estos libritos, por supuesto hoy muy superados por expresión, y contenidos, que está editado en 1929, nos presenta algún capítulo digno de tenerse en cuenta y para hacernos reflexionar, “Cartilla Moderna de Urbanidad” se llama; en lo referente al comportamiento en el juego, pues lo trata en el colegio, en la calle, en la mesa, en los viajes…, dice que : -“Hay que saber ganar sin demostrar excesiva alegría” -“Saber perder sin enfadarse” -“No hacer trampas ni de broma” Creo que el sólo enunciado de estas consejas nos lleva directamente a esas celebraciones del “gol”, en que desde el locutor que lo “canta”, que parecen todos el mismo, entre locos y tartamudos, gritando hasta enronquecer , como haciendo gárgaras o concursando por quien dura más sin respirar…, pienso que algo así haría Alonso Pinzón al avistar “tierra”, o el locutor que retransmitió la llegada del hombre a la luna, ese “pequeño paso del hombre, pero enorme para la humanidad”…, pasando por la hinchada que salta, llora, se abraza, a veces pintados de indios y, aunque haga un calor africano envueltos en la bufanda con los colores del club, al que siguen, algunos hasta el infarto; los jugadores en actitudes grotescas, contorsiones, bailes, gestos, carreras…, que además de desprecio al contrario, al que se quedó cara de lelo, parecen estar poco habituados a esta victoriosa jugada.

Saber perder, aunque alguno pierde insistentemente, no es nada fácil, al menos eso parecen decir nuestros profesionales que ante la derrota, insultan, agreden, hacen gestos provocativos, achacan la derrota al árbitro, e incluso desprecian al mismo público que va a verlos y animarlos. Actitud agresiva que los propios padres de los jugadores de categorías menores aconsejan, piden y provocan.

De no hacer trampas ni en broma, casi nos parece de extraterrestres, pues sabemos que es tan frecuente el simular, agarrar, zancadillear, pisar, y hasta entrar con riesgo de lesionar e incluso con esa sola intención, que hasta los propios entrenadores tratan de la trampa como una estrategia a poner en juego, una táctica más, y no digamos en los finales de competiciones, en que hay rumor de “maletines”, primas y compraventas…

Por supuesto que estos libros de 1929 no pueden ser el ABC de nuestra conducta de hoy, pero no vendría mal que algunos deportistas , aficionados, entrenadores, y desde luego muchos de nuestros políticos, especialmente en días de campaña electoral, echasen un vistazo a estos consejos que nunca quedan anticuados, y que harían de deporte y política y de toda convivencia ese “juego limpio” que tanto predican, que tanto deseamos y que tan ausente está en nuestra realidad de cada día.

junio 23, 2009 Posted by | Sociedad | Deja un comentario

…Si “piejos” tenemos todas…

ChavesSe me quedó grabada la pelea que unas niñas de un pueblín abulense, pintoresco y apacible metido en las estribaciones de Gredos; entre riscos, gargantas y valles, mantenían en el patio de las Escuelas; eran los duros años de postguerra: “Piejoooosa, piejoooosa”….- Y más tú.- Sí, pues mira los que tienes:- Y tú te los estabas quitando…En esta acalorada discusión tercia otra un poquito mayor, y reconcilia: ¿por qué discutís, si “piejos” tenemos todas?

Lo malo es que además era cierto; allí lo achacaban al excesivo consumo de castañas crudas, que abundaban por doquier.…Las escolares eran hijas de modestos labradores en régimen de difícil subsistencia y de pastores de caprino y ovino, algunas huérfanas por la reciente contienda.

No sé por qué aquella pelea me ha trasladado a la relación “amistosa” y colaboradora, de preocupación ciudadana y conjuntados esfuerzos que mantienen nuestros políticos, que en vez de proponer soluciones, unos y otros se pasan legislaturas insultando y echando en cara los chanchullos y desmanes; y lo malo es que además es cierto, que haberlos, haylos.

El partido del Gobierno, que tanto atacó a la hoy oposición, y tanto se benefició, con el derrame del “Prestige”, y con el accidente aéreo militar del YAK-42 y con el brutal ataque terrorista de Atocha…, hubo de recibir idénticos ataques, cuando al PSOE le crecieron los enanos, y aguantó meses la chulería del petrolero inglés en Algeciras, y también hubo de recoger de estos incómodos derrames, se le cayeron los aviones o le despanzurraron Barajas…, pero no cejan en su vorágine de insultos, no sé si por hacer cortina de humo que difumine la caótica situación de crisis económica y la deplorable pérdida de valores, que nos han quedado harapientos materiales y desnudos espirituales, o atacando de antemano, que es la mejor defensa, previendo la cadena de desmanes que se avecinaba, que se le amontona el trabajo de “piropos” y “felicitaciones”, pues cuando parece que el caso del sastre valenciano no lo penalizan los jueces, sí en cambio recordamos los alardes de nuevo rico del Presidente gallego (del PSOE él), que tanto millón invirtió en sus suntuosa mansión y aparatoso coche, el vicepresidente 3º. Sr. Chaves se dice que apaña algo más de 10 milloncetes para la empresa que “gestiona” su hija, aunque él ignora si su hija tiene tal cargo, salen pufos por Lorca, Arrecife, Elche, Colbato…y otras, y hasta el mismísimo Presidente se distrae y para mitinear por su coto político andaluz se sube en un avión de las FF.AA, esos que pagamos todos y cada españolito…, sistema de viaje que parece gustar al PSOE, pues ya “in illo témpore” se comentó que el Sr. Guerra lo utilizó para irse de corrida (de toros), así como más recientemente que la mismísima Vicepresidenta viajó de tal guisa a las famosas Fallas de Valencia.…

Al menos al Sr. Zapatero se le pasan estos malos ratos marchando a la Ciudad Eterna para aplaudir al Barça, que aunque debió darles un buen tirón de orejas por su desplante a todos los españoles pitando al Himno Nacional y abucheando a nuestros Reyes, sacó pecho presidencial con esa copa que unos atribuyen a España y para otros sólo queda en Barcelona o en la Marca catalana; nosotros, cuando juegan contra extranjeros, nos hacemos clac Culé y hasta festejamos sus méritos y triunfos.

Pues eso, que “piejos” tenemos todos, aunque algunos, aun resaltando la liendre o pasajero parásito de la cabeza de enfrente, tengan la suya invadida por tan desagradables anuros y hemípteros… Claro que siempre cabe el recurso de modesto estratega político, de si te dicen que estás invadido por tan feos clientes, decir que la oposición, cuya misión es ésa, avisar de los fallos y ayudar a enmendarlos, está expectante mirando si aparece uno más en la colonia, que parece alegrarse y aun pedir para que la población críe y prolifere..

Señor, danos paciencia para estas humanas torpezas, pero si es posible también buenas dosis de “champú” antiparásitos para lavar estas cabezas, no sé si gobernantes, pero desde luego sí estómagos agradecidos..

junio 2, 2009 Posted by | Política, Sociedad | Deja un comentario