Cultura Solidaria

Mentes sucias

No es correcto, ni ejemplar, ni eficaz, cuando nos advierten de nuestros errores y torpezas, en vez de demostrar nuestra inocencia o acertada conducta, atacar insultando, que eso sólo se lleva en patios de colegio, y con la “educación para la ciudadanía” que Zapatero anda impartiendo quedará olvidado.

Cuando la oposición, cumpliendo rigurosamente con su cometido hace ver  defectos esenciales y formales que nos están llevando al caos en todas y cada faceta de la gobernación de un Estado que en pocos años ha pasado de estar en la “Champion league” de la economía y la consideración social a ser el hazme reír de Europa y amigo pobre del yankee, y compadre de Castros y Cháveces, no es prudente, ni sano ni eficaz salir con el “y tú más” de andar por casa, sino acreditar la realidad o humildemente reconocer que nada o muy poco se está haciendo medianamente bien.

Por desgracia no es sólo la caótica política ¿la hay? en ámbito económico, que lo es absurda en educación, grotesca en asuntos exteriores, lamentable en igualdad de trato para comunidades autónomas, pero es que en defensa de valores y tradiciones se está dejando a Ex paña a la altura de las más primitivas tribus o intentando eclipsar lo más avanzado de los excéntricos países nórdicos, que se tiran el farol de ya no tener que envidiar a Suecia, Holanda o Dinamarca en “avances” sexuales, de exhibicionismo, amor libre, homosexualidad, aborto, o eutanasia.

Es el caso que con la obsesión y empapuzamiento de sexo que Zapatero y sus muchachos y miembras nos quieren meter están llegando al cénit de la aberración, pues se dan a nuestros adolescentes cursillos de aprendizaje de ligue, de masturbación, de  medidas y formas de adaptar el condón, de aborto sin consejo paterno, expedición de píldora “del día después”, saltándose a la torera ese punto 3 del artículo 27  de nuestra Constitución, la “de todos”, socialistas, pepeistas y mediopensionistas, que en el castellano de todos los españoles, incluidos Nació Catallana, País Vasco o Pobo Galego, dice claro y rotundo:”Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral  que esté de acuerdo con sus propias convicciones”…

Así, pues, en materia de educación, de formación, de modelado de nuestros hijos, sobre todo en tan tiernas edades, en las que tendrían que estar aprendiendo habilidades y conocimientos culturales, artísticos, deportivos y de disfrute y defensa de la naturaleza, y sobre todo morales, “los experimentos con gaseosa”; que no pasen tan drásticamente de la espera del ratoncito Pérez o la mágica Noche de Reyes al ligue, el condón y la píldora……

Por tanto cuando un ciudadano en defensa de la integridad moral de sus hijos, y en defensa de sus intereses pecuniarios, advierte de tan nefastos eventos, hay que reflexionar, escuchar, dialogar, rectificar, pero nunca insultarle diciendo que es porque tiene la mente sucia, pues sucia sólo está la mente que se atiborra de obsesión de sexo, que eso si es para plantearse alguna sesión de psicoanálisis.

Y si es por invertir, con esos planes “E” o Z, que terminen el Cervantes, la Casa de la Moneda, la Estación de Autobuses, las casas históricas en ruina, aceras y calzadas, muralla, el quiosco de San Millán….

Anuncios

abril 18, 2010 - Posted by | Política, Sociedad, Solidaridad

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: