Cultura Solidaria

En la Comunitat Valenciana el nasciturus es persona

Sé que hablo mucho del escandaloso e hiriente tema del aborto, hoy legal y prácticamente libre, premeditada eliminación del niño, por la mujer sin contar con el marido ni, por supuesto, con el auténtico objeto y sujeto de tal barbarie, pero es que no entra en mi cabeza que un Gobierno legisle para matar, sobre todo cuando voy al parque con mis nietos y veo esos preciosos seres felices ellos y dando felicidad sin límite con sus risas y enfados, gestos y habla llena de encanto…

Qué poco dice del instinto maternal, de la ternura, de la feminidad de esas ministras que se felicitan por haber sacado adelante tal licencia para la matanza masiva de inocentes: 120.000 (declarados) al año…
Esto sin tener en cuenta la faceta socioeconómica, que nos lleva a pensar en un país sin nuevas generaciones, sin relevo para los pensionistas, que vamos hacia un país de viejos, sin el vigor, la alegría y la esperanza de la infancia.

Por esto hoy traigo un soplo de esperanza, el aire fresco de una noticia positiva, que esto sí que son de verdad los “brotes verdes”…La Comunitat Valenciana sí considera al nasciturus “persona humana”, a pesar de la ocurrente teoría de la miembra con cartera ministerial.
 La Ley 6/2009 de “Protección a la Maternidad” establece que en el proceso de admisión de alumnos en centros docentes no universitarios mantenidos con fondos públicos: “Los alumnos cuya madre se encuentre en estado de gestación, se beneficiarán de una puntuación idéntica a la que obtendría si ya hubiera nacido su nuevo hermano, o hermanos en el caso de gestación múltiple”.

 Como es lógico, natural y evidente, la Comunitat que sabe que sin más requisitos, operaciones ni trámites que el paso de unas semanas, ese embrión, o feto, verá la luz como niño o niña, persona humana, no sólo considera tal evidencia, sino que ya comienza a reconocerle derechos y misiones, siendo el primero el de nacer, pero además con lo que las madres dicen que trae el pan bajo el brazo, aquí porta los puntos de preferencia para elección de centro escolar de sus hermanos mayores; la Comunitat Valenciana ya cuenta con estos futuros alumnitos.

 Hoy hablo de nuevo del estremecedor paso de legalizar la matanza masiva de inocentes, pero lo hago desde la emoción y la esperanza y el goce de que algún gobernante más humano con más sentimientos, y por supuesto con la valentía de ir contra corriente, ha dado el primer paso adelante en defensa de la vida de estos cientos de miles de “santos inocentes”; estoy totalmente convencido de que se irá volviendo a la llamada de la razón, y algún día, como ocurre con gobernantes que actuaron de forma totalitaria y fascistoide, tendrán algunos que pagar responsabilidades.

Anuncios

agosto 30, 2010 Posted by | Bioética, Sociedad, Solidaridad | Deja un comentario

Buen deportista, pero sobre todo hombre honesto

Aunque no soy partidario de encomio para quien por hacer deporte, “jugar” con un peloto, por hábilmente que lo haga, obtenga (que no diré gana) tan pingües emolumentos, haré hoy excepción, como la hice en la retirada de D. Emilio Butragueño, en la marcha de D. Raúl González Blanco, de su Club madrileño. Me place ponerles el D. porque ambos son caballeros del deporte, que es precisamente, en la mesa y en el juego, donde se conoce al caballero…

Y no creo que nadie pueda tacharme de anti deportista, siendo Maestro Instructor de Educación Física, con diversos premios y títulos nacionales, varios diplomas, trofeos y campeonatos, pues debo mucho al deporte y me entusiasma verlo y practicarlo. No he vivido del deporte, pero sí en el deporte.
 Lo que me apetece y como educador quiero resaltar, aprovechando la marcha de Raúl a un equipo germano, es su corrección y honestidad, más que su probada habilidad con el esférico.

 Raúl es un hombre unánimemente admirado y querido, como en su tiempo lo fue, quien vistió su mismo número 7 del Real Madrid, Emilio Butragueño, y lo son, porque su prolongada vida deportiva, además de plena en sonados triunfos y ornada de bonitas jugadas, fue ejemplar, pues ejemplo es para futuros deportistas y para seguidores infantiles y juveniles, por su bravura y entrega, compañerismo, sencillez, por su deportiva trayectoria exenta de amonestaciones y tarjetas, su limpieza de juego, y sobre todo su saber separar la vida profesional llena de éxitos y densa en triunfos, títulos y trofeos, de su ejemplar vida privada, ajena a la chabacana, burda, y escandalosa tan frecuente en astros del deporte que no supieron asumir ni asimilar su empalago de popularidad, muchas veces burros cargados de euros que no saben valorar ni administrar.

 Se habla mucho de los amoríos, fiestas, juergas, líos y exhibicionismo de tantos nombres que efímeramente suenan por pasajeros triunfos, se hacen programas televisivos, y proliferan revistas, comentando la depravada vida privada de alguno de estos “famosos”, pero al final, el tiempo borra tanto nombre popular y quedan los que fueron auténticos deportistas, que vivieron deportivamente y pudieron ponerse como ejemplo para los que inician su andadura por la senda del deporte.
 Butragueño en muchas de sus entrevistas aludía al agradecimiento y buen recuerdo que guardaba para su Colegio y profesorado de los Agustinos, donde además de las primeras hábiles patadas al esférico, adquirió su educación para la vida.

Hoy Raúl marcha a otro club, pero deja aquí en  “su” Real Madrid, un corazón prendado y agradecido, porque él aquí aprendió sus habilidades, su técnica personal, se forjó como futbolista, pero sobre todo aquí le inculcaron su honradez para dentro y fuera del estadio, su modo de ser y comportarse en el campo de juego y en el estadio de la vida.
 Para los educadores, padres, maestros, entrenadores, o monitores juveniles, es un feliz hallazgo encontrar tan destacados deportistas y tan honestas personas como son esos números “7” del Real Madrid, Emilio Butragueño, al que deseamos continuado éxito en su gestión del club madrileño,  y Raúl  González Blanco, a quien deseamos feliz prolongación de vida deportiva en el nuevo equipo alemán, hasta que vuelva a “su” club de siempre para aportarle experiencia y bonhomía.

agosto 30, 2010 Posted by | Sociedad, Solidaridad | Deja un comentario

De orden del ministro Rubalcaba: ¡multad

Como en Granada, en la España de Zapatero todo es posible, parece el mundo de las fábulas donde las plantas caminan, los animales hablan y los seres inertes piensan y sienten.

 Jueces juzgados, policías perseguidos, dirigentes mentirosos, gobernantes corruptos que se convierten en el tercer problema que angustia al ciudadano, presos privilegiados, sindicatos en connivencia con el ejecutivo, directores generales de Tráfico cogidos conduciendo muy por encima de lo permitido, presidentes autonómicos en este mismo caso a los que se permite continuar por orden de la superioridad, adolescentes que toman la píldora sin receta médica, y abortan legalmente sin conocimiento paterno, militares sancionados por la ministra del ramo por fotografiarse con la enseña patria en territorio español, aunque lo digan “país vasco”, partes de España en que hablar español está penalizado, presidente del gobierno que busca trucos para hacer magia con Estatut y Constitución…

Siempre creí que del no muy distinguido conjunto de miembos y miembras con cartera ministerial se salvaba  Rubalcaba (el poco académico pareado no ha sido intencionado, bueno, habréis de perdonar esta manera de hablar…), pero tras oír una entrevista radiofónica a un guardia civil de tráfico, he cambiado de opinión, pues según afirmó alto y claro el agente, nuestro Ministro de Interior ha dado orden, incluso por escrito, de que los guardias civiles de tráfico pongan un número determinado de multas, de forma que el que no llegue a ese mínimo será sancionado con recortes en su sueldo que podrán llegar hasta los setecientos euros…; por supuesto no se trataba de un programa de humor, aunque la cosa parezca de chiste.

Yo me pregunto, aunque en esta España en que se dijo que está prohibido prohibir, se prohíba el tabaco, los toros, o la publicidad en castellano, si todos cumplimos a rajatabla, bien por ciudadanía, por convicción, o simplemente por miedo a la multa, que la economía no esta para “extras y alegrías” ¿a quiénes va a sancionar el Sr. Rubalcaba?, ¿lo hará como se hacía en la proto “mili”, contando de cinco en cinco (de ahí lo de “quintos”), de cuatro en cuatro, o de dos en dos (así se recaudaría más)?, ¿estará nuestro ministro del ramo convencido de que somos unos cafres conduciendo, que seguro que infringimos, que cuando salimos a la carretera nos convertimos en delincuentes que hay que espiar, pillar y “multar?, ¿ será posible que, como dijo el agente entrevistado, da más importancia a las multas que a la ayuda en carretera?, ¿no desvirtúa el propio ministro la necesaria y elevada función de la sección de tráfico de la Benemérita?, ¿no habrá algún conductor de extraordinario buen corazón que haga el cabra con el coche para que el agente bonachón o timorato no vuelva a la casa cuartel con su libreta de denuncias virgen?, quienes ahora confiamos en los agentes y nos alegra su presencia y nos da seguridad,  al saber la consigna de “multad” del ministro ¿no huiremos y evitaremos la presencia del agente que por motivos explicados nos haga una ágil y completa ITV de documentación  y vehículo?, sabiendo que Rubalcaba va a premiar esta forma de “productividad” ¿no es humano pensar que nos van freír a multas por altos o bajos, rubios o morenos, gordos o flacuchos?

Y es que ni siquiera nos queda el consuelo que pedía Antonio Rivera , el segoviano “Ángel del Alcázar” con su consigna “disparad, pero disparad sin odio”, que aquí Rubalcaba sólo ha dicho “multad”, con lo que ni siquiera tendremos la añadidura de una sonrisa profiden del o la agente…

agosto 13, 2010 Posted by | Política, Sociedad | Deja un comentario

Claro, conciso y concreto

Con estas tres ces, y con la soltura y valentía de un curtido profesional “10”, Miguel Velasco resume la esencia del aborto libre y voluntario, y, como simbólicamente, lo hace desde “su” recuadro de “La Calle”, con el título de “Han empezado el melón”, porque es desde la calle, desde la que España, al menos media España, y algún agregado que de no ser a mano alzada gritaría el “Sí a la vida,” pide rotundamente al (des) gobierno que anule el despropósito de esta ley que es cultura de muerte, y por ende lo más regresiva de las sociedades posibles.

Así lo piden millones de manifestantes, miles de firmas, decenas de recursos de inconstitucionalidad, campañas de información y disuasión, aunque este ejecutivo que dice hoy y se desdice mañana haga oídos sordos a la opinión ciudadana.

El problema o quid de la cuestión radica en la tergiversación cínica con que tratan el asunto, pues hablan de “derecho de la mujer a hacer con su cuerpo lo que desee”, y no dicen nada del auténtico objeto y sujeto del aborto, que es ese niño a quien se usurpa su derecho a nacer, derecho que, salvo muy contadas excepciones, le otorgó la madre que le concibió voluntariamente, tantas veces jugando con el “amor” (tiene enjundia lo de “hacer el amor”) la propia madre que ahora le aniquila. Tratan el horror del aborto de ese que, en palabras de la ministra que yerra más que habla, “es un ser vivo, pero no humano”, como si de un tatuaje, aumento de pechuga o redondeo de glúteos de la mujer se tratara.

 Hace Miguel un repaso por la trayectoria de este ejecutivo afectado de obsesivo sexo, que no seso, que éste lo tienen bastante inactivo, que pasa por las campañas del “póntelo, pónselo”, los cursillos de técnicas de ligue, la píldora sin receta, el ”matrimonio” homosexual, el divorcio exprés, los condones gratis en las aulas, el aborto adolescente sin conocimiento paterno, hasta el aborto libre, ese que cada año aniquila en la España de Zapatero a 120.000 inocentes, aunque el derecho a nacer, en lógica y en tinta, sea el primero y base de todos los demás que se pregonan con campañas, incluso con su jornada, “Día de los Derechos del Niño”, que hasta en sellos de Correos se publicitan.

Efectivamente, “Ya se ha abierto el melón”, y, coincidencias de la vida o capricho de la veleidosa casualidad, hubo de ser en Cataluña, la “nació” que escandalizada por el sufrimiento y muerte de un animal ha prohibido nuestra Fiesta Nacional, dando la sensación, supongo que pura imaginación o apariencia, de que hiere allí más su sensibilidad colectiva el breve sufrir de un toro bravo, de esos de vidorra que muchos humanos querrían, que la masiva trituración de niños en el vientre materno.

Una adolescente ha abortado sin conocimiento de los padres, con simple certificado de una funcionaria, como dice Velasco, tal vez alguien que pasaba por allí… Ignoran estas lumbreras del ejecutivo o simulan no saberlo, que el ser humano lo es desde su concepción hasta la muerte, digan lo que digan leyes adaptadas a deseos y modas, que tan humano es el embrión o feto de meses o semanas (ver radiografías del proceso de gestación), como lo es el bebé, el niño en primera o segunda infancia, adolescencia, madurez o ancianidad…

 Contiene el artículo de Miguel Velasco un párrafo que no tiene desperdicio: “Ley del aborto disfrazada para más coña como Ley de salud mental y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo” Salud mental y “reproductiva” descuartizando al nasciturus…Vivir para ver, o como decía el castizo “pa no echar gota”

agosto 13, 2010 Posted by | Bioética, Sociedad, Uncategorized | Deja un comentario