Cultura Solidaria

Los derechos del niño

Con objeto de no coincidir con la convocatoria a las urnas, este año la jornada de los “Derechos del niño” se celebra en nuestro país el día 21 de noviembre, jornada que anualmente convoca el Consejo de la Infancia.

Hace escasas fechas, precisamente acompañando a uno de mis preciosos once nietos, leía en la pared de un consultorio médico de SACYL un simpático mural de una firma comercial, predicando estos derechos, acompañando a cada enunciado una expresiva viñeta. Auténtico decálogo de las necesidades y derechos del niño: igualdad, protección, identidad y nacionalidad, casa, alimento y atención sanitaria, educación y atención al disminuido, amor de los padres y de la sociedad, juego, primacía en recibir ayuda, protección contra abandono y explotación, solidaridad y  comprensión y justicia entre la población.

Justa y necesaria jornada reivindicativa del niño y sus derechos, celebración que debería darse todos y cada uno de los 365 día del año, pues los niños son vida de los pueblos alegría de las familias, esperanza de la sociedad, más en esta España que se está convirtiendo en un país de viejos, pues las condiciones económicas, el materialismo,  el egoísmo, la falta de expectativas y el ritmo de la vida hacen que nuestra tasa de natalidad sea alarmantemente regresiva, mientras que, gracias a Dios, la expectativa de vida se alarga y nuestros ancianos cada vez llegan a mayores y en mejores condiciones de salud corporal y mental.

Sin embargo todo este plausible panorama de aparente mirada de ternura y complacencia hacia el más débil, el niño, a mí me parece un poco teatral, ficticio, casi cómico y hasta diría que cínico, cuando se da en un país que tiene legislado el aborto voluntario, es decir donde es legal matar a esa vida que ya late en el vientre materno.

Hablamos de un decálogo de derechos del niño, sin basarlos en el primero, básico y necesario para que se den todos los demás.

¿No es auténtico cinismo que mientras decimos que la mujer puede hacer con su cuerpo lo que le venga en gana, en la práctica eliminar cuando y cómo desee a ese niño al que ha dado vida, celebremos el Día de “sus” derechos?
¿No es frívolo que un país en que “legalmente” cada año se mata a 125.000 niños (cifra reconocida) se celebre oficialmente la jornada de los derechos de la infancia?

En cualquier caso es bueno y positivo que al menos un día al año pensemos en nuestra infancia, que es garantía de nuestro mañana.

Anuncios

noviembre 21, 2011 - Posted by | Sociedad, Solidaridad

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: