Cultura Solidaria

Sigue siendo aterrador

recien-nacidoUn titular del Diario “El Adelantado de Segovia”, del último día del 2014, es alegre y esperanzador, pues dice: “El número de abortos descendió en España un 3,2% durante el año 2013”…; sin embargo sigue siendo aterrador, pues se trata de cifras de niños, de españolitos, que voluntariamente fueron eliminados antes de su derecho a nacer, que aun con esa bienvenida reducción alcanza cifras tan terroríficas como los 112.390 niños aniquilados en el 2012, que se redujo a “solo” 108.690 en 2013, de los 118.359 que se despedazaron en el 2011…, lo que significa que, gracias a la “Ley de la Interrupción del Embarazo”, parida por Zapatero y no retirada, como prometió, por Rajoy, en un lustro se ha cortado voluntaria, premeditada y “legalmente” la vida de más de medio millón de españolitos…

Aun con este esperanzador porcentaje de reducción de esta matanza de “santos inocentes”, de estos políticos gobernantes que, no temiendo por que un Niño les quite el poder como fue la cruel matanza de Herodes, pero sí pensando en los votos que la susodicha ley pueda aportarles, es aterrador que cada año se corte la vida de más de cien mil niños, vidas que ya comenzaron desde el momento de la unión de gametos, su concepción.

Es terrorífico que se legisle, y se hable de plazos, como si fuese más vida, o más humana, la vida de una persona según los días semanas o meses que tenga.
Es terrorífico que se ponga en un platillo de la balanza la libertad de la mujer para hacer con “su cuerpo” lo que desee, y en el otro la vida del hijo ya engendrado.

Es terrorífico que la mujer hable del feto humano, de ese ser independiente que lleva en su seno, que le late el corazón, que a veces da pataditas, que siente, quiere y padece, que sufre horriblemente al ser destrozado, como de “su” cuerpo, como si de un apéndice “suyo” a extirpar se tratase.
Es terrorífico, pensar que muchas veces la madre, perdón la que pudo ser madre y renunció a este privilegio, repite faena; y que la mayor parte de casos no son por violación, sino libremente encargado, y sobre todo es terrorífico saber que en buen porcentaje de abortos se trata de jovencitas menores de 15 años, que jugaron, que juegan al amor, tras ese puntito que recomendaba el viejo profesor socialista y ex alcalde de Madrid Tierno Galbán, y que no tuvieron permiso ni conseja paterna.

Y es terrorífico que en una ciudad que votó al PP. que en principio prometió la defensa de la vida, el no al aborto, en Segovia, ciudad denominada “Amiga de la Infancia”, su alcaldesa, el día que los españoles conocimos la falta de valentía, de palabra y de sentimientos del Presidente Rajoy, que olvidó la prometida reforma de la ley, vía libre para el aniquilamiento de tales aterradoras cifras de niños abortados, ese día doña Clara Luquero manifestase su inequívoco sentimiento abortista, aunque antes había dicho que “sería alcaldesa de “todos” los segovianos”, por tanto también de quienes pensamos que el aborto es cortar una vida humana en los primeros estadios de su existencia que va desde la concepción al óbito, y la señora Luquero pronunció la terrible sentencia, terrible en boca de una mujer, de una madre y de la alcaldesa de “todos”: “Este día (el que Rajoy incumplió su promesa de reformar esta ley) debería ser declarado fiesta nacional”… ¡Pa no echar gota…!

Manuel FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ
(Vicepresidente de la Asociación Católica de Maestros de Segovia)

enero 22, 2015 Posted by | Sociedad, Solidaridad | Deja un comentario