Cultura Solidaria

Impersonable desprecio a Glenm Murray en la casa de la moneda

Glenm MurrayTodos los segovianos, y más los interesados en el patrimonio histórico artístico de nuestra Ciudad Patrimonio de la Humanidad, sabemos de los vaivenes que este singular monumento ha sufrido desde que se pensó en su rehabilitación desde la situación de un complejo industrial en galopante ruina, hasta el ilusionante presente y esperanzador futuro de uno de los más visitados hitos en nuestra cultural y turística ciudad.

Desde el feliz momento en que allá por el 1955 el ingeniero técnico de la F.N.M.T., Rafael Durán, diera luz a esta rehabilitación, en 1974 se iniciaron conversaciones entre Ayuntamiento, Banco de España y F.N.M.T., lo que movió a Leopoldo Moreno a adquirir el ruinoso complejo con fines especulativos, hecho que a la vez provoca la resolución de declararlo, en 1982, Monumento Histórico Artístico, poniendo el Sr. Moreno una parte en venta, pero no se puede dividir el edificio por estar en trámite de declaración de BIC; ya en 1986, al ser declarada Segovia Ciudad Patrimonio de la Humanidad le es impuesta la condición de asumir el proyecto de rehabilitación del Real Ingenio.

En 1988 se presenta un completo proyecto de Museo “vivo”, es decir de ceca antigua, pero fabricando monedas artesanales que puedan venderse en la propia tienda.
En 1989 se acuerda la expropiación por 102 millones y pico de pesetas, y un coste de rehabilitación de casi 386 millones, a lo que no accede el propietario, que lo adquirió en 17 millones, y que pide 1886 millones, por lo que realizada la expropiación hay que fijar el justiprecio.
En 1994 y 1995 comienzan obras en azud y compuertas y PP y PSOE lo ponen en sus programas electorales…

Así a grandes pasos, entre acuerdos, proyectos, promesas, inundaciones, inclusión en el Libro Guinness de los Records, más o menos rechazado o imitado el proyecto global del Director Técnico y Coordinador del Comité Científico de la Fundación Real Ingenio de la Moneda, Doctor Glenn Murray, consistente en el susodicho museo “vivo”, con edición y venta de monedas, tienda, restaurante –cafetería, terraza…, se propone inaugurarlo en 2002 con una grandiosa exposición, “La moneda en Europa: pasado, presente y futuro”.

Murray, que lleva trabajando incansablemente y sugiriendo ideas y aportando planes, sin cobrar un céntimo, es felicitado por la Universidad de Valladolid, diversas asociaciones numismáticas, expertos de todas partes, incluso por el Presidente Aznar, pero al no obtener contrato laboral tiene que regresar a su casa en California, si bien dice que vendría si se convoca concurso de provisión de esta plaza.

Parece ser que no gusta en algunos ambientes oficiales, por ejemplo el Ayuntamiento, que, impulsado por el interés que pone en este proyecto que originariamente siempre ha apoyado, critique el abandono o lentitud del proyecto, y el anunciado cambio de usos, que se pensó en ceder medio complejo a la IES University para “vivero de empresas”, “Centro de Interpretación del Acueducto”, etc, lo que ha producido un desencuentro que prácticamente ha separado al Doctor Numismático promotor del proyecto y a no contar con él en la actualidad.

…Tras este vía crucis largo y penoso, y por supuesto carísimo, en que todo sea bienvenido si el proyecto llega a buen fin, que no me disgusta cómo va quedando, hoy sí me he llevado un disgusto, pues no trago con las injusticias, y realizando la visita a la exposición temporal y las nuevas aportaciones, he visto una placa con una extensa nómina de agradecimientos a instituciones y personas que han colaborado a que hoy sea una loable realidad el Real Ingenio de la Casa de la Moneda, sin duda uno de los importantes hitos de toda visita a la ciudad, que de bien nacidos es ser agradecidos, todos los allí expuestos con sobrados merecimientos para figurar en este cuadro de honor del colaborador, pero…no he visto el nombre de uno de los principales, si no el más importante, promotor de la obra, el Doctor Numismático Glenn Stephen Murray y Fantom, Premio “Europa Nostra” y Medalla Peñalosa y Segoviano del Año, creador y Presidente de la Asociación de Amigos de la Casa de la Moneda…

¿Quién, y por qué, margina a este hombre, auténtico motor de la obra, autor del proyecto inicial, en tanto porcentaje seguido por lo ahora hecho, que ha puesto ilusión, trabajo, ideas, tiempo y publicaciones, siempre defendiendo el proyecto, y tal vez defenestrado por el ímpetu y en directo con que siempre ha peleado, como si para él pidiera, tal vez echando en cara la pasividad, inoperancia, protagonismo e inutilidad de algunos?

Pues, don, o míster, Glenn, sepa que muchos segovianos agradecemos su impagable aportación a lo que hoy ya es bonita realidad, porque Vd. y algunos más, creyeron que aquel complejo ruinoso era eso, ruinas, pero históricas y nobles ruinas a las que con el soplo de ilusión de tanto voluntario podría darse esta nueva y esplendorosa vida, y aunque algún político haya olvidado poner su nombre en las listas de agradecimientos, las hemerotecas hablan de su entusiasta, impagable e imprescindible aportación.

Manuel Fernández Fernández

Anuncios

abril 5, 2015 - Posted by | Sociedad

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: