Cultura Solidaria

La Iglesia católica ¿enemigo público o benefactor universal?

dali_cristoLa Iglesia, en su larga Historia, que “cielo y tierra pasarán, pero su Palabra no pasará”, ha sufrido constantes persecuciones, desde los emperadores romanos que hacían que los cristianos hubiesen de practicar sus cultos y devociones en privado, o en catacumbas, a la inconsciente generalizada blasfemia, o el feroz encono actual, como si del enemigo común a destruir se tratase, habiendo personas, colectivos y hasta instituciones que, en vez de pasar olímpicamente si no creen en ella, tienen verdadera obsesión en agraviarla, marginarla y oprimirla, sin apreciar que sus fines son predicar la Buena Nueva del amor fraternal, que todos somos hijos de Dios y por ello hermanos, y en lo posible remediar o paliar los sufrimientos y miserias de la humanidad.

Es frecuente el dicho “con la Iglesia hemos topado”, como sinónimo de tiranía e incomprensión, cuando, a pesar de puntuales y significados casos de lamentables errores personales, la Iglesia es Madre que acoge, comprende, aconseja y ayuda.
No se ponen los necesitados a la entrada de las lujosas mansiones, sino que piden ayuda en la puerta de los templos…Los medios de información social, dan testimonio de las cuentas claras y evidentes que muestran los millones de necesidades aliviadas por la Iglesia y sus organizaciones Cáritas, Frater, misioneros, Santa Infancia, cofradías, comunidades religiosas, asociaciones, voluntariados, campañas puntuales

Pero para esta generosa constante acción, la Iglesia necesita de medios, pues no tiene más bienes que la aportación de los fieles, pues aunque los mal pensantes y mal dicientes afirman que mantiene ayudas y privilegios, no tiene más que la exención del IBI en sus edificios de culto, como lo tienen las otras comunidades religiosas reconocidas, o las ONGs, sindicatos, o federaciones deportivas, por lo que solicita la voluntaria contribución, ese gozoso compartir, que proporciona más satisfacción dar que recibir, esa justa distribución de bienes que alegran a quienes más poseen, y alivia a los que nada poseen.

En estos días se están realizando las declaraciones del IRPF, y en los impresos de Hacienda vienen dos casillas para marcar con una cruz quienes, sin ninguna carga para ellos, quieran contribuir a la caritativa acción de “la Iglesia” y, en su caso para “otros fines sociales”. Recuerda que, aunque vayamos mejorando, aún quedan millones de hermanos que sufren pobreza, desahucios, embargos, hambre, hogares en que lloran niños pidiendo el pan nuestro de cada día.

Desde estos renglones quiero aclarar para agnósticos o anticlericales, que no poner la crucecita en nada perjudica a la Iglesia, y sí mucho a los necesitados que con esa aportación son socorridos. Que es una forma de garantizar que un porcentaje determinado de los presupuestos estatales ha de ser empleado en tan justa y necesaria acción social, pues bien sabemos que la Iglesia, además de predicar la Palabra de Dios, cumple las 14 obras de misericordia, de las que la mitad son cura espiritual, y las otras siete materiales, como dar pan al hambriento, agua al que tiene sed y no dispone de fuentes, vestido al harapiento, posada a los sin techo.

Que eso significan “miser” y “cordia”, sentir la miseria de los otros, y compartir. Jesús dijo, el Papa recuerda y la Iglesia aconseja y cumple “amaos unos a otros como Yo os he amado”, y amar al prójimo como a uno mismo.
Las cuentas claras, concretas y concisas de la Iglesia son expresivas de esta acción caritativa y justa, tan elocuentes, y nunca mejor dicho, que “van a Misa”. No es enemiga la Iglesia, es benefactora espiritual y material de la humanidad. Ciudadano, si eres cristiano, cumple la caridad, si no, practica la justicia, pon la cruz.

Anuncios

junio 24, 2015 - Posted by | Solidaridad, Uncategorized

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: