Cultura Solidaria

Memoria histórica …y parió la abuela

Cesar-francoÉramos pocos y “parió la abuela”, que en el cansino tema de la “Memoria Histórica” nos vienen fichajes de la Villa y Corte, tal vez recordando que Madrid fue segoviana, y que segovianos la tomaron al moro, todo querencias del pasado…

Un abogado madrileño, un tal Sr. Ranz (no Sanz, Ranz, de rancio), parece que no demasiado atareado con los legajos propios de todo bufete que se precie, viene a enredar en Segovia, disparando, denunciando, amenazando y pleiteando contra todo lo que se mueva hacia el ala derecha. Enfila contra 15 obispos, el callejero cantalejano y no se olvida de Segovia y su avenida de Fernández Ladreda.

Y viene con tal carrerilla que si no se pasa de frenada, nos deja huérfanos de episcopado, pues viene enfilando contra D. César Franco, que todavía anda el hombre planificando su diócesis, pues le avisa que si no retira de todos los templos, léase S.I. Catedral, santuarios, parroquias y prioratos, ermitas y oratorios, la placa que recuerda y agradece las vidas que dieron por Dios y por España, se las verá con él, en los tribunales, y le caerán de uno a tres años de prisión, imagino que “y un día”. O tal vez más si no retira su apellido, que lo de César ya es, por lo del poder, en Iglesia que se proclama pobre y humilde, pero es que lo de Franco ya es pasarse un pelín en la provocación del tema que al abogado madrileño ocupa y preocupa.

Y no se le ocurra, D. César, recordar al licenciado en pleitos recordar que estos templos en que rezan nombres que a nadie ofenden, se salvaron de la quema de aquellos tiempos franquistas, y sus párrocos fueron asesinados y monjas de estos conventos fueron violadas y asesinadas, que le crece el salpullido…y puede solicitar la perpetua.

Tal vez en el arrebato de tomar tan impetuoso cumplimiento de la inoportuna, revanchista ¿y hasta ilegal? ley de la “Memoria”, se ha olvidado o desconoce este enardecido jurista, que previamente ya en 1977 todos, también los de la banda izquierda, incluido el Sr. Carrillo que tan próximo anduvo por los paisajes de los crímenes de guerra, nos dimos la ejemplar “Ley de la Amnistía”, por la que en vez de reabrir cicatrizadas heridas abiertas en las dos bandas, echaba una suave capa de perdón, abrazo y reconciliación entre hermanos.

Al meterse en temas más apropiados para ser tratados en plenos municipales que para fichar figuras ajenas, tal vez no conoce las razones por las que Segovia distinguió al polifacético D. José María Fernández Ladreda y Menéndez Valdés, que al tiempo que el honor de “su” calle, por artillero era segoviano honorario, y además mereció la Medalla de la Ciudad y el título de Hijo Predilecto. Y no se olvide el jurista peleón que en la mismísima capital del reino a este valioso personaje le tienen puesto nombre a una Plaza, nombre que las sucesivas corporaciones, incluidas las del lado zurdo, han respetado.

Lo de Cantalejo, sí es de alabar que, habiendo pasado legislaturas de la banda zurda, hayan sido capaces de respetar la decisión que un día tuvieron concejos legal y libremente constituidos, nombres de Franco, Varela, José Antonio, que por tradición vienen manteniendo, como conservan sus arraigadas costumbres del chascar látigos los quintos, o esa joya lingüística que usaron sus antepasados artesanos que errantes por el mundo vendían sus carros, trillos y cribas, la “gacería”, o la devoción y romería a su Virgen del Pinar…Y no creo que guste a los briqueros que nadie venga a tocarles las narices, ni meter la suya en los temas del simpático “vilorio”.

Pues ya sabe, D. César, si el Sr. Ranz no se distrae con otros temas que le suavicen el salpullido memorístico histórico, dirá misa entre rejas, lo que agradecerán los compañeros de celdas, arrepentidos de sus desequilibrios sociales, por no haber ido a clase el día que enseñaban la “educación para la ciudadanía”, así mismo ocurrencia de D. José Luis, aquel que tanto se parecía a Mister Bean, aunque algo menos graciosillo.

Le llevaremos bocadillos para que las penas sean menos, pero antes de entrar en el talego rece por los rencorosos y por los necios, que también Jesús oró diciendo “perdónalos que no saben lo que hacen”.

Manuel Fernández Fernández

Anuncios

junio 24, 2015 - Posted by | Sociedad

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: