Cultura Solidaria

Carnaval político o politizado

A1-49889753.jpgAunque nos vamos acostumbrado al parecido de ambos términos, política y carnaval, por lo de los disfraces, alianzas, coaliciones, transfuguismo y cambios de chaqueta, o más bien de mangas de camisa arregazada, sketch con bebé, o toma del hemiciclo por desaforadas mozas pechos al aire, nunca creímos que la cosa política iba a caer tan en picado, pues la hemos tenido por más seria, pero al fin ya lo dijo Calderón, en boca de Segismundo: que la vida es un frenesí, una ilusión, una ficción, “que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son…”

Sin embargo nos apuntamos al otro carnaval menos trascendente y más distendido, el de la incruenta pelea de D. Carnal y Dñª. Cuaresma, en el que disfrazamos más nuestros cuerpos que nuestras ideas, y sin otra finalidad que la evasión y el divertimento.

En el carnaval de los disfraces solemos tomar la apariencia de lo que más nos diferencia de nuestra personalidad, aunque a veces nos dejamos llevar por recónditos apetitos, como el cambio de sexo del que tanto llevamos todos oculto y latente, y alguno demasiado expreso.

Este año en el carnaval segoviano recibe el bautismo, civil por supuesto, y la confirmación, también civil por supuesto, como comparsa oficial “La Morada”, que aunque pudiera significar hogar, más parece indicar el color político de sus socios y simpatizantes, el naciente partido de “Podemos”.

Podemos pensar que esta nueva comparsa se apuntase a la juerga carnavalera con el sólo ánimo de compartir el colorista y jocoso espacio de la fiesta de la transgresión y el humor, pero de las manifestaciones de su portavoz, Susana Ainziburu, podría pensarse que aprovechan que el Eresma pasa próximo al Acueducto para publicitarse como grupo político, pues dice: “Es un momento estupendo para salir a la calle con cierta crítica política en un ambiente distendido”, y también ha dicho:”Hay que tener en cuenta, además que no nos presentamos a las pasadas elecciones municipales y es una manera , otra más, de participar en la vida de Segovia”… El contenido de las letrillas de “La Morada” no lo han desvelado, prefieren la sorpresa. Pues como con la condescendencia de la fiesta se abre la mano, se distiende la censura y el personal está más proclive a la sonrisa…Seremos todo orejas.

Pues nada, esta manifestación popular que cuesta al Ayuntamiento, el que nos dicen que somos todos, y para pagar desde luego, 35.000 euros, hay que aprovecharlo, cada cual como crea más oportuno y eficaz, alguno haciendo la campaña que en su día no pudieron hacer, con letrillas, eslóganes y panfletos.

Pues como la experiencia caiga bien entre los demás partidos políticos, y prolifere el “invento”, y se abra la veda, nuestro carnaval va a parecer la campaña electoral, y en vez de comparsas disfrazadas, van a desfilar políticos impartiendo sonrisas y abrazos y lanzando bolis y mecheros.

Manuel Fernández Fernández

Anuncios

mayo 1, 2016 - Posted by | Sociedad

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: