Cultura Solidaria

Reforma injusta e hipócrita

bebe en el vientre

Por primera, y espero que última, vez, aunque sólo en el titular y por antagónicos motivos, estoy de acuerdo con un partidario y defensor de la interrupción voluntaria del embarazo, o sea del aborto, o sea de matar con premeditación y alevosía al no nacido.

Coincido con el diputado socialista por Madrid, a la sazón candidato ya elegido a la Secretaría General del PSOE, en que la reforma de la Ley del Aborto es “injusta“ e “hipócrita”, pero porque yo veo terriblemente injusto que se legisle, se discuta o acuerde de qué modo, en qué momento, a qué edad matar al niño no nacido, pero ya con vida, ya ser vivo, aunque según el cerebrito de doña Bibiana Aido “ser vivo, pero no humano”; espero que algún día la ex ministra nos aclare si vegetal, mamífero, ave o extraterrestre; injusto porque se corta esa vida ya existente desde la natural unión de los gametos hasta el natural final óbito; injusto porque se corta voluntaria y premeditadamente la vida que se puso en marcha y de cuya causa, por los motivos que sean, es ajeno e inocente el niño, siendo injusto que hasta en el escaso porcentaje de embarazos por violación, sea el niño quien pague la bestial conducta del violador.

Es palpablemente hipócrita que cuando de lo que exclusivamente se trata es de cómo y cuándo matar al niño en sus primeros momentos de vida, se hable y legisle sobre los derechos de la mujer y el libre albedrío de la mujer para hacer “con su cuerpo” lo que quiera.
Hipócrita cuando la sociedad que legisla cómo y cuándo eliminar al no nacido, se alarma y entristece doblemente si en un accidente hay víctimas embarazadas, o se siente doble duelo si en las pateras de la vergüenza y la ignominia viajaban inmigrantes en gestación…Que una cosa es que en Derecho se considere persona sujeto de derechos y obligaciones al nacido e inscrito en el Registro Civil, y otra es que el no nacido, ya tenga unas horas semanas o meses de vida, que seguirá su proceso vital, pasando por los diversos estadios o compartimentos que la sociedad ha establecido de niñez, adolescencia, juventud, adquiriendo la mayoría de edad en determinado y convenido y variable momento, sea ser humano…¿podríamos decir que todavía no es persona si aún no tiene responsabilidad social hasta esta edad?…

Injusto e hipócrita estar legislando sobre plazos de algún día más o menos, o si alguno de esos 120.000 españolitos que cada año van a los contenedores de hospitales o clínicas, como se hacinaban los restos de los gaseados en campos de concentración nazis, no viene perfecto física o intelectualmente, como si los padres pudieran elegir en los puestos del mercadillo de niños disponibles, con genes de rubito, esbelto y con 120 de C.I.…

Hipócritamente los abortistas insinúan o manifiestan abiertamente que quienes defendemos la vida, primero y base de todos los derechos, de esos cacareados “Derechos del Niño”, y no digamos en ciudades como en nuestra Segovia, que al tiempo que regida por partido socialista, es nominada “Ciudad amiga de la Infancia”, que quienes decimos “no al aborto” deseamos ver a las mujeres en la cárcel. Pues no, que según el principio cristiano de “aborrece el delito y compadece al delincuente”, lo que deseamos y defendemos es que se aconseje a la mujer, se la ayude y se acoja al niño, nunca pensamos en delito, juicio, prisión, sino en lo esperanzador, y hasta social y económicamente positivo de permitir que el niño que ya late, respira, se alimenta, se mueve, siente, disfruta y padece en el vientre materno sea bienvenido y acogido con el cariño al que entre otros tiene derecho.

Así, pues, por esta vez, totalmente de acuerdo con el socialista Sr. Sánchez, en que la reforma de la ley del aborto es “injusta” e “hipócrita”.

Manuel Fernández Fernández

Anuncios

julio 15, 2014 Posted by | Sociedad, Solidaridad | Deja un comentario

Se habla español (parecido a un cuento)

reyes magos catalanes

Cuando, en nombre del ex Presidente Zapatero, los Reyes Magos pusieron en los ilusionados zapatos de Arturito Mas o Menos el título de “nació” para sus nacionalistas pagos, el niño se lo creyó, y desde entonces, cosa natural en los imaginativos críos, juega a ser príncipe, rey, presidente, jefe o lo que sea, del nuevo reino, porque Arturito juega como los demás niños, pero siempre queriendo ser Más…Arturito es un niño inquieto, creativo, revoltoso y un pelín rebelde, y si no se le mantiene en la debida compostura cada vez da más guerra, pues con su fuerte imaginación sólo educadores, padres y vecinos saben lo que puede costar tenerle calladito y modoso. Un famoso psicólogo, el Dr. Rajoy, parece opinar que es mejor no hacerle mucho caso, que ya se dará cuenta de que todo eso es un cuento, pura imaginación del creativo Arturito.

Jugando y jugando un día escondió la Bandera de España, país vecino y fronterizo con su nuevo estado, otro tiró a la papelera el escudo y las estrofas de la Marcha Granadera que en España se toca con mucho respeto, no se inclina ante los reyes vecinos, porque tal vez piense que entre colegas no han de guardarse protocolos…, él siempre Más.

Otra Navidad los Reyes Magos, tal vez por el enchufe entre reyes y jefes, le trajeron un aparatito para que en el Parlamento cuando el parlase en catalá, los españoles le entendiesen, y para él entender cuando le hablasen en castellano, que es la lengua oficial de todos del país vecino, el que hablan todos los españoles.
Y así, los Magos, conocedores de la ilusión nacionalista de Arturito fueron trayéndole nuevos elementos con los que se fue metíendo de lleno en el papel de forjador y mandatario del nuevo Estado.

Algunos mayores en edad, dignidad y gobierno, llegaron a preocuparse por tanta imaginación y tanto creerse el papel y pensaban que sería prudente, aunque al principio le disgustase y cogiese infantil rabieta, disuadirle y hacerle ver la realidad. Hasta el célebre Dr. Rajoy, al modo del popular anuncio del niño y el pollito, le dice: “la que has liao, Arturito, la que has liao”…
Pero Arturito sigue metido en sus juegos y pensamientos nacionalistas, hasta el punto de que pensó que, si no para agredir ni defenderse de agresiones, pues es niño pacífico, pero, tal vez por disuadir o aparentar como cualquier nació que se preste, conformar sus propias Fuerzas Armadas y su Flota acorazada, con los que siguiendo consignas y tradiciones de victoriosos antepasados, obligar a todos los peces de la Mediterránea Mar a llevar un peto con las barras rojas y gualdas, emblema de la nueva nació…

Arturito sabe que en el país vecino la Constitución, que es la ley que gobierna y obliga a todos los españoles, dice que “El castellano es la lengua española oficial del estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla”, y sabe que el español es el segundo idioma más hablado del mundo, por lo que para no ser menos, y para que no haya contaminación o compadreo, y para fijar, limpiar y dar esplendor a la lengua oficial de su nació, el catalá, ha prohibido el español enviando una circular a sus funcionarios haciéndoles saber las consecuencias que podrá reportarles no usar el catalá, que en breve tiempo podría ser el idioma universal.

Tal vez, cuando la nació catalana regida por Arturito, sea la más fuerte, poderosa, grande y libre, al modo que comercio y restaurantes hispanos, por el tema del turismo y eso, ponen “ speaking english”, “on parle français” ,”se parla italiano”…., aquí por proximidad de fronteras, buena vecindad y tal, ponga en los establecimientos catalás “se habla español”.

Manuel Fernández Fernández

julio 15, 2014 Posted by | Política, Sociedad | Deja un comentario