Cultura Solidaria

Como los peces del villancico, que beben y beben y vuelven a …”reivindicar”

Colegios públicosHaberlos haylos que se creen, no sólo partidarios o amantes, defensores y apóstoles de las libertades, sino que son exclusivistas dueños de la libertad, acaparan la libertad, no dando “libertad” para que los demás amen, promuevan y aleguen las suyas…Quieren ejercer sus libertades maniatando las de los demás.

Un grupito, siempre los mismos o con enorme parecido, de profesores, padres de alumnos, algún alumno, algún poco informado fácil de arrastrar y los acólitos de toda manifestación callejera, que gustan más de ir con pitos y banderolas por la vía pública que un tonto con un lapicero, y aparecen en todas, sean de marea verde, blanca o mediopensionista, cada fin y principio de curso escolar aparecen con pancartas que valen para todas y cada convocatoria, sólo cambiar la fecha, como las golondrinas de Bécquer sus nidos a colgar, o como los peces del villancico que beben y beben y vuelven a…reivindicar, pidiendo o exigiendo la “escuela pública, laica y gratuita”.

Este año a la voz de “no nos mires, uneté” han fichado profesores de los CEIPs “San José” y “Nueva Segovia”; yo al verlos he quedado perplejo, tanto que aconsejaría a los papás de hijos en edad de escolarizarlos, no los matriculen en estos dos centros, pues si no son públicos, laicos (que no laicistas) y gratuitos, sería absurdo ir en una algarada callejera pidiendo algo que ya tienen, habiendo tantos en Segovia que sí reúnen estas notas, para que pagar…
Porque digo yo, no hay más que asistir a la matriculación de un alumno en cualquier CEIP de la ciudad: ¿Es estatal o privado?, ¿Le cobran algo?, ¿Le obligan a recibir enseñanza religiosa?.., pues ya tenemos escuela pública, laica y gratuita..

¿Por qué ese empeño en ahogar la enseñanza concertada, que a nadie obliga y sí abre el abanico de libre elección de centro?, ¿Por qué ese desmedido afán de retirar la enseñanza religiosa que a nadie obliga, pero sí amplía la libertad de los padres para la opción de que sus hijos reciban la enseñanza del hecho religioso?

Parece que las libertades que piden y predican sólo van contra las verdaderas libertades de mayor elección de centros, de tipos de educación y de formación.
Que digan clara y concretamente que lo que piden no es tener enseñanza pública, laica y gratuita, sino que los demás no puedan elegir, que se cierren colegios que imparten enseñanza y formación religiosa, y que se retire la voluntaria y solicitada enseñanza religiosa que a nadie obliga, quieren unas aulas “laicistas”, no para no asistir ellos, sino que quienes lo deseen no puedan hacerlo.

Y así cada final y principio de curso, reivindican y reivindican y vuelven a reivindicar, como los peces del villancico que en el río no cesan de beber…, que la oferta de centros y formación sea limitada y sólo de acuerdo con sus creencias o descreencias. A mí, católico, apostólico, romano, para nada me ofende que quienes lo deseen puedan solicitar enseñanzas del Corán o manifiestos de Lutero y Calvino, sólo pido mis libertades y opciones, lo demás son interferencias y ganas de dar el coñazo.

junio 24, 2015 Posted by | Sociedad | Deja un comentario

Que pena de país, y que vergüenza de políticos

elecciones 2015Tres períodos, a cual más vergonzoso y deleznable, protagonizan nuestros políticos en su opereta trágico-cómica: el primero, como aperitivo, calentamiento o prólogo de lo que viene, pues el tono de la obra va “in crescendo”, es la campaña electoral, en la que los primeros espadas de cada partido aparecen en la cartelería de muros y fachadas de ciudades, pueblos y caseríos, como figuras de tronío del arte de Cúchares en ciclo de ferias, y con toda la cuadrilla recorren localidades prometiendo paraísos, impartiendo sonrisas, besos y abrazos, y regalando encendedores y bolis con el anagrama de sus siglas. Este primer acto es la parte cómica.

La segunda parte o acto en que la comicidad de carcajada se mezcla o diluye por lo trágico de su desenlace, pues comienza con la alegre jornada de un vecindario creyente y distendido que pasa por distritos y mesas para depositar su voto o elección, a pesar de que cada cuatro años se repite la farsa, no sabedor de que este voto o elección en nada se va a parecer al recuento matemático de papeletas para uno u otro partido; viene a continuación el recuento…, y éste da paso a los mercadillos de compra venta de votos, coaliciones, ofertas y chantajes, de modo que suele darse tal revoltijo de cambios que siempre queda la llave del mando en la sigla menos votada, mientras el más votado queda de “chico los recaos”; es algo muy parecido a los cambios de cromos que antaño hacíamos los niños en el patio de la escuela, y hoy hacen papás y abuelos alrededor de los quioscos, dando varios cromos por el que nos falta o el que sale menos, o “a pelo” para quitarnos los “repes”…, haciendo compañeros de cama política de partidos o siglas que no sólo no eran afines o similares, sino diametralmente opuestos en ideologías y promesas, todo con tal de ocupar el sitial de mando, o a veces sólo por quitarlo al “enemigo”, al que se niega agua y sal. Este acto es el trágico cómico, pues a un tiempo es deleznable y grotesco.

Y llega el tercer acto con el que finaliza la opereta, y vuelta a empezar para nuevas representaciones, reposiciones o temporadas, con renovada cartelería, nuevo ciclo de promesas, nuevas coaliciones, repetición de amables recorridos impartiendo abrazos y sonrisas y reparto de bolis y encendedores…
Cuando se recoge el mercadillo, y ya con el puzle de partidos en el puesto de mando, que haberlos haylos que pactan hasta gobernar media legislatura unos y la otra mitad los otros, pero nunca, o escasas veces, los elegidos por la ciudadanía, es el momento del fatídico e imprevisto desenlace, cada cual tira para su partido, todos incumplen lo prometido, se quitan las máscaras, y empiezan a descubrirse los “pelotazos”, por diversos sistemas y métodos cada cual se lleva su parte en un “coge el dinero y corre”, que como en la obra de Rojas Zorrilla “del rey abajo ninguno”, y en nuestro caso literalmente, pocos, y por dignísima excepción plausibles y admirables, se salvan de la prevaricación, el fraude, la falsedad de documentos, el tráfico de influencias…

Esta ya es la fase judicial, del “y tú más”, los insultos, los plenos con amenazas y chantajes, los ceses y dimisiones, los tránsfugas, que no conviene comentar por no revolver bilis y herir sensibilidades del más duro paquidermo.
¡Qué pena de país y qué vergüenza de políticos¡ Vaya tropa que decía el uno, y manda huevos que decía el otro.

junio 24, 2015 Posted by | Política, Sociedad | Deja un comentario

La sardana patrimonio cultural inmaterial…

sardanaDiputados del grupo Popular en la Comisión de Cultura del Congreso han propuesto a las instancias internacionales oportunas la inscripción de la sardana como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Yo, que entiendo que bueno es que cualquier motivo o manifestación de nuestras ricas y variadas comunidades sirvan de nexo de unión de todas y cada una, que hagan españolidad, me alegro de tal propuesta, y considero feliz y oportuna la sugerencia, pues considero que esta danza típicamente catalana tiene requisitos de más para tal reconocimiento, lo que ocurre es que con parecidos merecimientos cualquiera de nuestros bailes típicos regionales podría y debería gozar de tal propuesta y reconocimiento; así deberían ser patrimonio cultural la jota aragonesa, la muñeira gallega, las andaluzas sevillanas, el aurresku vasco, el chotis de la villa y corte…

Lo que no entiendo es que haya sectores catalanes, catalanistas o anti españoles que rechacen tal sugerencia por venir de diputados del PP., pues efectivamente se declarará como tradición catalana y patrimonio cultural de los bailes españoles. Por ello abogo porque todos nuestros bailes regionales sean propuestos para patrimonio cultural inmaterial. Y es que nunca entenderé que lo que es catalán no sea español, como no me cabía en la cabeza que futbolistas catalanes que jugaban en la selección española, que tanto renombre ha dado a ellos y a toda España, hiciesen alarde de anti españoles, o seguidores de “la rojilla” silben a nuestro Himno Nacional, abucheen a nuestro Rey o desprecien a nuestra Bandera, pues “la rojilla” es símbolo de unidad española y no de separación.

La sardana es un baile colectivo que se baila en círculo, en el que no se pregunta si se es catalán para hacer un hueco en el círculo, y con los brazos elevados, alternando hombre-mujer, se dan pasitos laterales, con las puntas de los pies, al son de la cobla o banda de doce músicos con instrumentos de viento y contrabajo, siendo alguno de estos instrumentos típicamente catalanes, como la tenora, el tible o el flabiol. El que toca el flabiol, con la otra mano, toca el pequeño tamboril.

Aunque hay quienes la achacan 2000 años de antigüedad, la sardana comenzó a popularizarse en el siglo XVI.
Yo mismo he bailado sardanas en fiestas de esta bonita, próspera y española región, y si bien, igual que se es hincha del Barça, del Real Madrid o del Betis, o como segoviano de la Gimnástica que, a pesar de tan mal pagados, los jugadores ponen tanto pundonor y tan buen juego, que ahí están en lo alto de su categoría, también en los bailes regionales hay preferencias, y la mía, sin duda alguna, está en la gimnasta y bravía jota aragonesa o nuestras variadas jotas segovianas, de las que, de la mano de Mari Carmen Torquemada, practiqué bonitos pasos. Que sin hacer de menos, todo lo contrario, competiendo en fraternal interés y mérito, he presenciado en pueblos del Pirineo aragonés concursos de jotas (Jaca, Cerler…), y con los grupos de joteros seleccionados, oyendo la jota y viéndola bailar, con los nevados riscos del Pirineo al fondo, como natural escenario, presidido por La Pilarica, se erizaba el cabello y hacía un nudo la garganta y se iban los pies a imitar esos acrobáticos saltos.

Pues que haya suerte y la propuesta de Dolors Monserrat ante la UNESCO tenga éxito, con lo que los catalanes y todos los españoles lo celebraremos bailando unos pasos de sardana con el orgullo de estar practicando algo de cultura universal, y esperando que nuestras preciosas danzas del resto de España vayan sumándose a esta rica e interesante lista de Patrimonio Cultural Inmaterial.

junio 24, 2015 Posted by | Uncategorized | Deja un comentario

La Iglesia católica ¿enemigo público o benefactor universal?

dali_cristoLa Iglesia, en su larga Historia, que “cielo y tierra pasarán, pero su Palabra no pasará”, ha sufrido constantes persecuciones, desde los emperadores romanos que hacían que los cristianos hubiesen de practicar sus cultos y devociones en privado, o en catacumbas, a la inconsciente generalizada blasfemia, o el feroz encono actual, como si del enemigo común a destruir se tratase, habiendo personas, colectivos y hasta instituciones que, en vez de pasar olímpicamente si no creen en ella, tienen verdadera obsesión en agraviarla, marginarla y oprimirla, sin apreciar que sus fines son predicar la Buena Nueva del amor fraternal, que todos somos hijos de Dios y por ello hermanos, y en lo posible remediar o paliar los sufrimientos y miserias de la humanidad.

Es frecuente el dicho “con la Iglesia hemos topado”, como sinónimo de tiranía e incomprensión, cuando, a pesar de puntuales y significados casos de lamentables errores personales, la Iglesia es Madre que acoge, comprende, aconseja y ayuda.
No se ponen los necesitados a la entrada de las lujosas mansiones, sino que piden ayuda en la puerta de los templos…Los medios de información social, dan testimonio de las cuentas claras y evidentes que muestran los millones de necesidades aliviadas por la Iglesia y sus organizaciones Cáritas, Frater, misioneros, Santa Infancia, cofradías, comunidades religiosas, asociaciones, voluntariados, campañas puntuales

Pero para esta generosa constante acción, la Iglesia necesita de medios, pues no tiene más bienes que la aportación de los fieles, pues aunque los mal pensantes y mal dicientes afirman que mantiene ayudas y privilegios, no tiene más que la exención del IBI en sus edificios de culto, como lo tienen las otras comunidades religiosas reconocidas, o las ONGs, sindicatos, o federaciones deportivas, por lo que solicita la voluntaria contribución, ese gozoso compartir, que proporciona más satisfacción dar que recibir, esa justa distribución de bienes que alegran a quienes más poseen, y alivia a los que nada poseen.

En estos días se están realizando las declaraciones del IRPF, y en los impresos de Hacienda vienen dos casillas para marcar con una cruz quienes, sin ninguna carga para ellos, quieran contribuir a la caritativa acción de “la Iglesia” y, en su caso para “otros fines sociales”. Recuerda que, aunque vayamos mejorando, aún quedan millones de hermanos que sufren pobreza, desahucios, embargos, hambre, hogares en que lloran niños pidiendo el pan nuestro de cada día.

Desde estos renglones quiero aclarar para agnósticos o anticlericales, que no poner la crucecita en nada perjudica a la Iglesia, y sí mucho a los necesitados que con esa aportación son socorridos. Que es una forma de garantizar que un porcentaje determinado de los presupuestos estatales ha de ser empleado en tan justa y necesaria acción social, pues bien sabemos que la Iglesia, además de predicar la Palabra de Dios, cumple las 14 obras de misericordia, de las que la mitad son cura espiritual, y las otras siete materiales, como dar pan al hambriento, agua al que tiene sed y no dispone de fuentes, vestido al harapiento, posada a los sin techo.

Que eso significan “miser” y “cordia”, sentir la miseria de los otros, y compartir. Jesús dijo, el Papa recuerda y la Iglesia aconseja y cumple “amaos unos a otros como Yo os he amado”, y amar al prójimo como a uno mismo.
Las cuentas claras, concretas y concisas de la Iglesia son expresivas de esta acción caritativa y justa, tan elocuentes, y nunca mejor dicho, que “van a Misa”. No es enemiga la Iglesia, es benefactora espiritual y material de la humanidad. Ciudadano, si eres cristiano, cumple la caridad, si no, practica la justicia, pon la cruz.

junio 24, 2015 Posted by | Solidaridad, Uncategorized | Deja un comentario

Memoria histórica …y parió la abuela

Cesar-francoÉramos pocos y “parió la abuela”, que en el cansino tema de la “Memoria Histórica” nos vienen fichajes de la Villa y Corte, tal vez recordando que Madrid fue segoviana, y que segovianos la tomaron al moro, todo querencias del pasado…

Un abogado madrileño, un tal Sr. Ranz (no Sanz, Ranz, de rancio), parece que no demasiado atareado con los legajos propios de todo bufete que se precie, viene a enredar en Segovia, disparando, denunciando, amenazando y pleiteando contra todo lo que se mueva hacia el ala derecha. Enfila contra 15 obispos, el callejero cantalejano y no se olvida de Segovia y su avenida de Fernández Ladreda.

Y viene con tal carrerilla que si no se pasa de frenada, nos deja huérfanos de episcopado, pues viene enfilando contra D. César Franco, que todavía anda el hombre planificando su diócesis, pues le avisa que si no retira de todos los templos, léase S.I. Catedral, santuarios, parroquias y prioratos, ermitas y oratorios, la placa que recuerda y agradece las vidas que dieron por Dios y por España, se las verá con él, en los tribunales, y le caerán de uno a tres años de prisión, imagino que “y un día”. O tal vez más si no retira su apellido, que lo de César ya es, por lo del poder, en Iglesia que se proclama pobre y humilde, pero es que lo de Franco ya es pasarse un pelín en la provocación del tema que al abogado madrileño ocupa y preocupa.

Y no se le ocurra, D. César, recordar al licenciado en pleitos recordar que estos templos en que rezan nombres que a nadie ofenden, se salvaron de la quema de aquellos tiempos franquistas, y sus párrocos fueron asesinados y monjas de estos conventos fueron violadas y asesinadas, que le crece el salpullido…y puede solicitar la perpetua.

Tal vez en el arrebato de tomar tan impetuoso cumplimiento de la inoportuna, revanchista ¿y hasta ilegal? ley de la “Memoria”, se ha olvidado o desconoce este enardecido jurista, que previamente ya en 1977 todos, también los de la banda izquierda, incluido el Sr. Carrillo que tan próximo anduvo por los paisajes de los crímenes de guerra, nos dimos la ejemplar “Ley de la Amnistía”, por la que en vez de reabrir cicatrizadas heridas abiertas en las dos bandas, echaba una suave capa de perdón, abrazo y reconciliación entre hermanos.

Al meterse en temas más apropiados para ser tratados en plenos municipales que para fichar figuras ajenas, tal vez no conoce las razones por las que Segovia distinguió al polifacético D. José María Fernández Ladreda y Menéndez Valdés, que al tiempo que el honor de “su” calle, por artillero era segoviano honorario, y además mereció la Medalla de la Ciudad y el título de Hijo Predilecto. Y no se olvide el jurista peleón que en la mismísima capital del reino a este valioso personaje le tienen puesto nombre a una Plaza, nombre que las sucesivas corporaciones, incluidas las del lado zurdo, han respetado.

Lo de Cantalejo, sí es de alabar que, habiendo pasado legislaturas de la banda zurda, hayan sido capaces de respetar la decisión que un día tuvieron concejos legal y libremente constituidos, nombres de Franco, Varela, José Antonio, que por tradición vienen manteniendo, como conservan sus arraigadas costumbres del chascar látigos los quintos, o esa joya lingüística que usaron sus antepasados artesanos que errantes por el mundo vendían sus carros, trillos y cribas, la “gacería”, o la devoción y romería a su Virgen del Pinar…Y no creo que guste a los briqueros que nadie venga a tocarles las narices, ni meter la suya en los temas del simpático “vilorio”.

Pues ya sabe, D. César, si el Sr. Ranz no se distrae con otros temas que le suavicen el salpullido memorístico histórico, dirá misa entre rejas, lo que agradecerán los compañeros de celdas, arrepentidos de sus desequilibrios sociales, por no haber ido a clase el día que enseñaban la “educación para la ciudadanía”, así mismo ocurrencia de D. José Luis, aquel que tanto se parecía a Mister Bean, aunque algo menos graciosillo.

Le llevaremos bocadillos para que las penas sean menos, pero antes de entrar en el talego rece por los rencorosos y por los necios, que también Jesús oró diciendo “perdónalos que no saben lo que hacen”.

Manuel Fernández Fernández

junio 24, 2015 Posted by | Sociedad | Deja un comentario